Francia entera hace cuentas para que el PSG evite el Fair Play financiero de UEFA

0
Neymar
En Francia siguen haciendo números para que el PSG se acoja al Fair Play Financiero de UEFA y pueda fichar a Neymar
  • Medios franceses y prestigiosos gabinetes de abogados sugieren soluciones al club parisino para que acometa un fichaje, el de Neymar, que superaría los 600 millones de euros.

“Se queda”. Así de tajante y de contundente se mostró Gerard Piqué, para muchos, el “presidente real” del FC Barcelona, a través de sus cuentas oficiales en redes sociales respecto al que ya es conocido como el culebrón del verano: el posible traspaso del internacional brasileño Neymar Jr. del club azulgrana al PSG francés. Sin embargo, este mensaje no suena con tanta rotundidad en Francia, donde aún ven posible la llegada del internacional brasileño a una liga que ganaría prestigio, notoriedad y popularidad entre las más importantes del panorama europeo con el fichaje del todavía jugador blaugrana.

Unos números de vértigo

Partiendo de la posición francesa, que como decimos aún da muchos más visados de realidad a la posibilidad de fichaje de Neymar por el PSG, la operación sería sin lugar a dudas una de las más abultadas económicamente que jamás haya visto el mundo del deporte. Y aunque desde Francia se asegura que al dueño del PSG, el jeque Nasser Al-Khelaïfi, no le supondría mayores quebraderos de cabeza reunir las cifras que a continuación expondremos, el verdadero caballo de batalla para el dirigente árabe es tratar de acometer la operación respetando el Fair Play Financiero impuesto por la UEFA.

Así, el fichaje de Neymar supondría números de vértido para el cuadro francés. Según los medios galos, el PSG habría ofrecido un contrato de cinco años de duración a razón de 30 millones netos anuales. Teniendo en cuenta que Francia grava fiscalmente las rentas superiores a 500.001 euros con una tasa impositiva del 49% (para los solteros), el fichaje del brasileño supondría un desembolso bruto anual al PSG de 61,2 millones de euros, esto es, 306 millones de euros por los cinco años de contrato.

No quedan ahí los gastos. La comisión para el padre el brasileño rondaría los 100 millones de euros, y no hay que olvidar los 222 millones de euros que la entidad francesa debería pagar al Barcelona en concepto de cláusula de rescisión. En total, 628 millones de euros, o lo que es lo mismo, 125,6 millones de euros anuales.


¿Quieres tener esta y otras noticias cada mañana en tu email?

¿Quieres tener esta y otras noticias cada mañana en tu email?

Disfruta de toda la actualidad del mundo del marketing deportivo cada mañana en tu email suscribiéndote a nuestra lista de correos.

¡FELICIDADES!

Ya estás dad@ de alta en nuestro sistema. A partir de mañana comenzarás a recibir toda nuestra actualidad en tu correo electrónico


Respetar el Fair Play Financiero

Pese a ello, por impresionantes que puedan parecer dichas cifras, nadie en Francia pone en duda que Al-Khelaïfi tardaría poco menos de cinco minutos en reunir dicha cantidad. Sin embargo, en el PSG tratan de acogerse en todo momento al Fair Play Financiero que impone la UEFA al objeto de evitar sanciones que podrían tener serias consecuencias para el club francés. Y ahí es donde residen todos los obstáculos para el fichaje de Neymar por el PSG.

Como decíamos al comienzo, prestigiosos gabinetes de abogados especializados en el tema además de medios de comunicación se esmeran en plantear posibles soluciones al respecto al PSG. Pero la tarea no es nada fácil. El Fair Play Financiero de la UEFA exige que la inversión en jugadores sea proporcional a los ingresos que obtiene el club. Y aunque el PSG podría buscar fórmulas para que Qatar Sports Investment fuera la encargada de aportar dicha suma de dinero, no son pocos los especialistas que admiten que difícilmente la UEFA admitiría una jugada en ese sentido.

En este sentido, todo se postula en torno a dos operaciones: sus acuerdos con Nike y Qatar. Respecto al segundo, el PSG tendría vía libre para establecer fórmulas que ya le reportan importantes sumas de dinero. Por ejemplo, la Qatar Tourism Authority ya abona 175 millones de euros por promocionar Qatar como destino turístico. Las vías en este sentido son inimaginables. Más complicado está la renegociación con Nike. Aunque lleva meses tratando de formalizar una extensión con la marca norteamericana que le reporte más dinero a sus arcas, desde Nike dejaron bien claro que el PSG no era un objetivo prioritario para su renovación. Sin embargo, con el nuevo escenario, y la posibilidad de que Neymar, embajador de Nike, acabe en el PSG, la situación bien podría haber cambiado y la marca firmar un acuerdo que solventara en parte los problemas de la entidad para hacer cumplir el Fair Play Financiero de UEFA. La venta de algunas de sus estrellas es una opción que no considera, de momento, el club francés para no debilitar una plantilla que podría tener su broche de oro con la llegada de Neymar.