Ford abandona la Champions League

0

Las preocupantes cifras de ventas que venía presentando en Europa la firma automovilística Ford han venido a confirmar uno de los mayores temores que se esperaba la UEFA en lo que a patrocinio deportivo de la competición se refiere: la retirada definitiva de uno de los principales patrocinadores de la UEFA Champions League como consecuencia de la crisis de ventas que está afectando a la compañía.

Ford ha sido una de las compañías consideradas claves por la propia UEFA en la expansión y consolidación del proyecto UEFA Champions League desde sus orígenes. La compañía automovilística ya fue una de las que impulsaron el proyecto allá en la temporada 1992/1993, temporada en la que tiene lugar la primera edición de la Champions League.

Sin embargo, la crisis económica que ha afectado tan duramente a Europa ha provocado un descenso muy importante en el volumen de ventas del sector del automóvil en general y de la marca Ford en particular, que ha anunciado un cambio radical en su estrategia de expansión con el objetivo de corregir posiciones y recuperar fortaleza en un mercado en el que más se ha notado los efectos de la crisis: precisamente, el europeo.

El objetivo de Ford no es otro que el de destinar la inversión multimillonaria que realiza anualmente Ford a favor de la UEFA para destinar ese dinero a nuevas acciones de marketing que permita consolidar y afianzar su posición dentro del mercado europeo.

Ford abonaba del orden de 55 millones de euros anuales a la UEFA, uno de los patrocinios que más dinero reportaba al máximo organismo del fútbol europeo, lo que supone un preocupante agujero en las finanzas de la UEFA que deberá reponer lo antes posible.

La UEFA ha incorporado recientemente a Gazprom como nuevo patrocinador y renovado a Heineken, mientras que se plantea la posibilidad de incorporar a una nueva firma patrocinadora, una aerolínea, al equipo de patrocinadores y sponsors oficiales de la UEFA Champions League.