Ferrari teme una retirada de su principal sponsor, el Santander

0

La difícil situación económica que atraviesa España no es ajena ni para sus entidades bancarias, puestas en el punto de mira de todo el mundo, ni tampoco es ajena en el mundo del deporte de alta competición.

Y quizás quién mayores temores tenga dentro del mundo del motor no sea otro que la escudería Ferrari, que ve con preocupación la difícil situación en la que se encuentra la economía española, preocupada por la posible afectación que ello pueda tener al principal patrocinador de la escudería, que no es otro que el Banco de Santander, un gigante que ahora mismo muchos piensan tiene los pies de barro.

Y todo llega después de los rumores de la semana pasada que sacaban a la luz las supuestas intenciones del Banco español de vender su filial brasileña después de que a primeros de mes la agencia de calificación Fitch Ratings rebajara la calificación de las filiales latinoamericanas del Santander de la A a la BBB+.

Así las cosas, la situación bien podría afectar a corto plazo no sólo a la escudería Ferrari sino al conjunto de la Fórmula 1. Ferrari es el gran animador de la Fórmula 1 actual, con una inversión que ronda los 10 millones de euros anuales por tener presencia en los circuitos. Y en Ferrari andan con la mosca detrás de la oreja a pesar de tener un contrato firmado por valor de 30 millones de euros anuales hasta el año 2017 con la entidad que preside Emilio Botín. No sería la primera vez que se rompe un contrato de estas dimensiones. En el año 2003, la escudería Williams-BMW renovó un sustancioso contrato con el gigante de la informática HP a razón de 45 millones de euros anuales a partir del año 2006 y hasta el año 2009. Al año siguiente, dicho acuerdo fue cancelado unilateralmente por HP tras la difícil situación en la que se sumió la compañía a partir del año 2004.