¿Estará Pikachu en Brasil?

0
check out the best free wordpress themes

Marzo de 2014. En Marketing Deportivo MD anunciamos la campaña puesta en marcha en Japón con los personajes con más respaldo entre la sociedad japonesa, símbolo casi de identidad en la misma, en relación a la participación de la selección nipona en el próximo Mundial de Japón 2014.

Así, la multinacional alemana adidas, sponsor técnico de la Federación Japonesa de Fútbol, se había unido a los conocidísimos Pokemon para que estos, en una campaña de marketing sin precedentes en Japón, dieran su apoyo a los seleccionados japoneses y trasladaran todo su apoyo a dicho combinado nacional a 100 días por entonces del inicio del acontecimiento brasileño. Para ello, los conocidos personajes de la serie de animación fueron lanzados al mercado ataviados con la camiseta de Japón, una colección que rápidamente fue objeto de una enorme demanda entre los fans incondicionales de la serie.

Ahora, la multinacional alemana adidas ha ido un paso más allá y a menos de dos semanas para la celebración del acontecimiento ha presentado la camiseta japonesa con un curioso detalle: la estampa de la figura del Pokemon más famoso de todos, Pikachu, en la misma, generando una enorme expectación sobre si finalmente será esa la camiseta que utilizará Japón durante el Mundial.

Aunque es más que probable que no (la FIFA es muy estricta en lo relacionado con las camisetas oficiales de las Selecciones Nacionales en encuentros oficiales), la firma alemana, quizás para engrandecer aún más los beneficios que va a obtener con esta campaña de marketing, no ha querido ni confirmar ni desmentir los rumores que hablan que será ésta la camiseta oficial que Japón vestirá en Brasil en los encuentros del Grupo C ante Colombia, Grecia y Costa de Marfil, lo que ha aumentado las expectativas de los aficionados japoneses (y no japoneses) de ver a Pikachu en el mundial brasileño.

Lo que está claro es que la campaña es un éxito de marketing para adidas, que vende las elásticas a 60 dólares la unidad y cuya demanda está desbordando a la propia firma alemana.