¿Es rentable fichar a Messi?

1
Leo Messi con la selección de Argentina
  • Analizamos si el abordar un fichaje como el de Messi es una operación lo suficientemente rentable para la entidad que ose llevarla a cabo.

No se habla de otra cosa dentro de los círculos futbolísticos. Las declaraciones que el jugador argentino del FC Barcelona ha realizado al diario Olé en los días que ha estado concentrado con su selección nacional no han dejado indiferente a nadie. En ellas, el cuatro veces ganador del Balón de Oro ha abierto las puertas a una posible salida del FC Barcelona, lo que ha provocado la aparición de todo tipo de especulaciones en torno a su futuro y a su posible salida del Barça

Pero, aunque evidentemente desde el punto de vista deportivo queda fuera de toda duda la rentabilidad de un jugador de 27 años de edad, en plenitud de su carrera (aunque sus últimas actuaciones con el Barcelona y con su selección en el pasado Mundial no hayan sido todo lo fructíferas que se deseaban), nuestro interés radica en otro punto de vista mucho más pecuniario: el de la rentabilidad que el fichaje del astro argentino supondría para el club que optara por hacerse con el argentino. Y es que, ¿realmente es rentable fichar a Messi?

La marca Messi

Nadie va a descubrir el potencial de la marca Messi. El jugador argentino es una de las grandes estrellas del mundo del fútbol también el terreno del marketing deportivo. Tanto es así que sus ingresos por contratos comerciales supera con creces a lo que obtiene en la actualidad de su actual club, el FC Barcelona, incluso después de la última renovación. Así, casi 26 millones de euros al año obtiene el argentino procedentes de esas relaciones comerciales y negocios fuera del terreno de juego, un importante elemento de valor añadido a la figura del jugador del Barcelona. Pero, evidentemente, hay más.

El poder de atracción que la sóla presencia de Messi ejerce sobre las firmas y marcas comerciales hace que su presencia en una determinada entidad deportiva parta ya con una importante consideración desde el punto de vista económico, toda vez que la llegada de casas comerciales que traten de unir su imagen, si no directamente con el jugador, de un modo indirecto a través del club, supondrá una importante fuente de ingresos para esta entidad en concreto. Si a esto le sumamos la habilidad del club para firmar un contrato donde el argentino deba ceder al club parte de esos ingresos que obtiene por los derechos de imagen, a primera vista su incorporación a cualquier entidad pareciera un negocio más que redondo, además de desde el punto de vista deportivo, desde este otro punto de vista del análisis de la explotación comercial que pudiera hacerse por parte del club de esa marca Messi. Pero, ¿es ese rendimiento el suficiente como para hacer verdaderamente rentable su fichaje?

¿Es rentable fichar a Messi?

Tenemos pues claro que la marca Messi genera unos importantes ingresos comerciales que podrían pasar a formar parte, al menos en parte, de los ingresos del club en cuestión. Pero, ¿serían suficiente para rentabilizar su fichaje? Para ello, basta con llevar a cabo un análisis acerca de cúanto costaría al club interesado incorporar al argentino.

El futbolista argentino tiene en la actualidad un contrato que renovó hace tan sólo unos meses que le reporta al crack del FC Barcelona más de 20 millones de euros netos por temporada. A cambio, el club consiguió elevar la cláusula de rescisión del jugador hasta los 250 millones de euros, una cifra que ya debería ser suficiente como para enfriar los intentos de cualquier club interesado en hacerse con sus servicios. Pero hay más: esos 20 millones de euros netos por temporada se disparan hacia un coste que ronda los 42 millones de euros brutos anuales. Si a esto le sumamos que, dada la edad del jugador, el argentino trataría de firmar su último gran contrato, de unos cuatro años de duración y por una ficha al menos igual a la que tiene en la actualidad en el Barcelona, el coste de la operación se dispararía hasta casi los 500 millones de euros por esos cuatro años. Para hacernos una idea: hace tan sólo unos días un directivo del FC Barcelona informaba que Nike abonaba realmente al Barça casi 60 millones de euros: 30 en concepto de acuerdo de sponsorización técnica y los otros 30 procedentes de las ventas de camisetas, donde Messi tiene un papel fundamental. Aproximadamente el 100% de lo que percibe el club de Nike al año va destinado a la ficha de Messi en el FC Barcelona.

Conocidos entonces los datos, no parece que la inversión a realizar en incorporar al argentino por parte de una determinada entidad sea una operación con una tasa de retorno lo suficientemente importante como, cuanto menos, poder amortizar la misma durante la duración total del contrato. Por mucho que el argentino ceda parte de sus ingresos comerciales a la entidad en cuestión, el coste anual seguiría siendo extremadamente alto como para que pudiera ser compensado por las aportaciones de los socios y sponsors oficiales de la entidad. Todo ello nos lleva a afirmar que Messi seguirá, al menos por ahora, bastante tiempo en el club azulgrana.

  • 20 millones netos no son 52 millones brutos.
    De lo que cobra un deportista profesional, el 15% lo cobra en concepto de derechos de imagen, que tributa al 35%. Y el 85% restante, en concepto de rendimiento trabajo, que tributa entre el 45% y el 56%, según la Comunidad Autónoma, en este caso (Cataluña) 56%.
    Entonces, si Messi cobra 20 millones netos, cobraría ~42,5 millones brutos y le retienen 2,25 millones (por derechos de imagen) y 20,25 millones (por rendimiento de trabajo).