¿Es Guardiola el “valor añadido” de los clubes?

0

Informe Red Card 2013 de popularidad de entidades deportivas en las redes sociales chinas llevado a cabo por la consultora Mailman Group. El FC Barcelona arrasa en las plataformas sociales más populares del país asiático, como son las redes Sina Weibo y Tencent.

El dominio del Barça era tan absoluto que dejaba al segundo club en presencia en dichas redes a bastante distancia con respecto al número de seguidores del conjunto catalán. La enorme supremacía que el hasta entonces equipo dirigido por Pep Guardiola en los años precedentes a ese 2013 demuestra en la faceta deportiva se traslada, inevitablemente, con un paralelismo más que asombroso, a las redes sociales chinas, que dan al conjunto catalán el título de vencedor por aplastamiento de sus rivales.

Informe Red Card 2014. Tan sólo un año después. El FC Barcelona desaparece de las primeras posiciones de este peculiar ranking con la misma virulencia con la que entró en el mismo, dejando el primer lugar a un Bayern de Munich que impera con la misma solidez que en los años precedentes barriera el conjunto azulgrana en lo que se refiere a simpatizantes entre los seguidores chinos en las redes sociales asiáticas. Así, a pesar de haber duplicado el número de seguidores en las redes sociales (gran parte de culpa de este incremento se debe a la inclusión por primera vez en el informe de la plataforma WeChat, plataforma rival de Whatsapp y de la que Leo Messi es uno de sus principales embajadores), el club azulgrana ha caído hasta posiciones mucho más retardadas en una lista que, como decimos, domina el Bayern, que se destaca sobre el dúo de clubes ingleses perseguidor, como son el United y el Arsenal.

Los que se acercan al estudio de las posibles consecuencias de esta pérdida de popularidad de la entidad azulgrana en las redes sociales chinas se agarran siempre a una cuestión innegable: el FC Barcelona no realizó una buena campaña la temporada pasada en Champions (precisamente fue eliminado por el Bayern de Munich de manera rotunda) y a nivel doméstico los continuos problemas que se viven en el seno interno de la Junta Directiva del club han enturbiado la imagen del mismo hasta hacerla caer a cuotas impensables hace apenas un año incluso más allá de las fronteras españolas. Sin embargo, los que tratan de ahondar un poco en los motivos del asunto, encuentran un factor quizás mucho más determinante que los anteriores.

Mayo de 2013. Sir Alex Ferguson, sempiterno entrenador del Manchester United, anuncia su retirada de los banquillos de manera irrevocable. A las pocas horas de conocerse el anuncio, realizado por el propio Ferguson, las acciones del conjunto británico cayeron en Wall Street hasta un 3%, aunque al comienzo de la sesión arrastró un descenso de hasta el 5%. Año 2012. Guardiola, algunas semanas antes de la conclusión de la temporada 2012/2013, anuncia su marcha del FC Barcelona para tomarse un año sabático, antes de recalar, como finalmente conocemos, en el Bayern de Munich. Si en aquel momento la entidad azulgrana hubiera cotizado en Bolsa, es más que probable que la caída del valor de sus acciones hubiera superado con creces el descenso vivido en el United tras la marcha de Ferguson.

Muchos quieren ver en la figura del ex entrenador del FC Barcelona uno de los valores determinantes para conseguir alzar, al menos indirectamente a través de juego y resultados, la notoriedad mediática de los clubes a los que dirige a nivel mundial. Es más que evidente que su personalidad, idiosincrasia, forma de ser y, sobre todo, la manera de entender y aplicar el fútbol, con unos resultados deportivos fuera de toda duda, facilitan sobre manera el proceso de popularidad de la marca del club al que dirige en territorios como el asiático. Que duda cabe que el actual informe Red Card 2014, basa muchos de sus resultados en el excelso papel deportivo obtenido por el extrenador del Bayen Jupp Heynkes. Sin embargo, Pep Guardiola no sólo ha conseguido mantener (e incluso incrementar) los resultados por ahora obtenidos por Heynkes con el Bayern de Munich a nivel de competición  (es lider destacado en la Bundesliga y está ya clasificado para cuartos de final dela Champions League) sino que, además, Guardiola guarda un intrínsico valor comercial que no reunía, ni mucho menos, el anterior entrenador del Bayern. De hecho, adidas ha desembolsado una ingente cantidad de dinero para convertir al catalán en embajador de la marca y arrebatárselo a Nike.

Guardiola es un valor intrínseco que recibe el club al que entrena que muy pocas veces es tangible de una manera clara y precisa. Sin embargo, es más que reconocido que, bien sea por sus conocimientos y talento a la hora de dirigir a los equipos a los que entrena, con resultados deportivos más que conocidos, o bien sea por su evidente valor comercial, muy pocos son los que ignoran que gran parte de culpa de que hace un par de años el FC Barcelona se hiciera con el galardón de club con más seguidores en las redes sociales chinas, y ahora el testigo lo coja el Bayern, recaiga en la figura del ex entrenador del Barça. Los más críticos con esta corriente siempre defenderán que realmente son los resultados deportivos los que cuantifican esa popularidad o no en las redes sociales chinas. Sin embargo, cada vez son más los que comienzan a pensar en la relación Guardiola-resultados deportivos-redes sociales chinas.