Equipos de Fórmula Uno contradicen la postura oficial con el GP de Bahrein

0

Se enreda aún más la disputa del GP de Bahrein de Fórmula 1.
Hace unas semanas ya os comenté (Ver Artículo en MD) las enormes presiones que el magnate de la FIA, Bernie Ecclestone, estaba recibiendo por parte de diferentes estamentos para la cancelación del mismo debido a la problemática situación en la que vive el país. Sin embargo, el máximo mandatario de la Fórmula Uno garantizaba una y otra vez su disputa en esta temporada 2012. La postura de las escuderías era en aquel momento algo ambigua: actuarían de acuerdo con las órdenes dadas por la organización. Si ésta decidía disputar el Gran Premio, que está fijado en el calendario para el próximo 22 de abril, ellas participarían.

Ahora sin embargo, unas semanas después de esas declaraciones, la situación parece haber cambiado. Así, las diferentes escuderías se están planteando muy mucho su postura acerca de la celebración del mismo a causa de los disturbios existentes en el país. Según el periódico británico The Times, centenares de centenares de ingenieros, mecánicos y otros empleados recibieron dos billetes de avión distintos para salir de China, donde se disputa la carrera previa a la de Bahréin: uno hacia el país del Golfo Pérsico y el otro hacia Europa, en caso de que este sea anulado.

Y todo por lo que es un secreto a voces: las escuderías han cambiado de posición y no están muy por la labor de que se celebre el Gran Premio. The Guardian, otro periódico británico, filtró la conversación entablada con un “importante miembro” de una escudería que, off the record, afirmó que los equipos solicitaron a la FIA la anulación de la carrera: “Todos esperamos que se anule. Desde un punto de vista estrictamente legal, en lo que concierne a los seguros y las recomendaciones de los gobiernos, tenemos el visto bueno. Pero nos preocupan los problemas de los últimos días”, dijo este dirigente aludiendo a las manifestaciones en Bahréin de las últimas semanas.

El pasado viernes nuevamente se produjeron incidentes en las manifestaciones celebradas en el país para pedir la liberación de un militante encarcelado que desde hace dos meses se encuentra en huelga de hambre: Abdel Hadi Al Jawaja. La FIA aseguró el viernes en un comunicado que “vigila y evalúa permanentemente” la situación en Bahréin y que “las más altas autoridades” del país aseguran que todo está “bajo control”. Por su parte el patrón del circuito de Sajir, Zayed Alzayani, salió en defensa de la carrera en declaraciones a la radio BBC 4: “El país ha sufrido mucho, la economía también. Todo lo que pasó es muy triste pero no podemos volver atrás y rehacer la historia. Hay que sacar conclusiones y seguir adelante”, dijo Alzayani. “La carrera no se organiza para que las autoridades estén contentas sino porque Bahréin es la patria de los deportes de motor en Medio Oriente. Hemos acogido siete Grandes Premios y la mayoría del público no está formado por los miembros de la familia real sino por seguidores de F1 y del deporte de motor en general”, aseguró.

Tal y como os decía en el anterior artículo que hice al respecto en MD, el Gran Premio de Bahrein del año pasado en el circuito de Sakhir se pospuso y luego se canceló por las protestas pro-democracia que generaron una violenta represión. Los enfrentamientos se mantuvieron de forma constante desde ese momento y los activistas dicen que unas 60 personas murieron desde el inicio de la violencia, que ha empeorado en las últimas semanas, a medida que se acerca el aniversario del 14 de febrero.