Enel pide a Endesa que deje el patrocinio de la ACB

0

Una de las estrategias de marketing deportivo más alabadas en los últimos años dentro del deporte español ha sido la emprendida por la compañía eléctrica Endesa, que se hizo con los derechos de naming rights de la liga de baloncesto español para convertirse, a partir de entonces, en la Liga Endesa.

A semejanza del BBVA con la liga de fútbol, la compañía eléctrica se hizo con una de las competiciones más apetecibles desde el punto de vista de marketing deportivo a nivel europeo como era la liga española de baloncesto, una de las competiciones más importantes no ya del baloncesto del continente sino a escala mundial.

Y aunque la decisión fue catalogada, en un principio, por muchos especialistas como arriesgada (el baloncesto no tiene la fuerza a nivel mediático en España que pueda tener el fútbol y la apuesta segura que por él realizaba el BBVA), lo cierto es que tan sólo dos meses después de su llegada a la liga de basket, la notoriedad de la compañía energética se alzó hasta cuotas antes nunca vistas en su prolongada historia.

Así, en los primeros datos del tracking de notoriedad en patrocinios deportivos que llevó a cabo el instituto de investigación IMOP decantó que el recuerdo total del patrocinador de esa competición se equiparaba al patrocinio del deporte rey, el fútbol, en España. Así, los datos de notoriedad espontánea, una de las más difíciles de conseguir, Endesa era la marca que en los últimos tiempos había conseguido irrumpir con más fuerza en el Top 15de esa clasificación, accediendo en pocos meses a los primeros puestos de la misma.

Sin embargo, los buenos resultados obtenidos por la compañía eléctrica no han sido suficientes argumentos de valor para que su casa matriz, el grupo italiano Enel, el mayor grupo energético de Italia al que pertenece Endesa, haya tomado como drástica decisión el exigir a la firma española el abandono de su patrocinio del baloncesto español como medida emprendida dentro de su estrategia global de abandono del marketing deportivo que motivará la retirada de los sponsors y apoyos de Enel y sus filiales dentro del mundo del deporte.

Una buena prueba de ello, según comenta El Confidencial Digital, es la retirada por parte de Enel del apoyo al equipo Ducati, de MotoGP y, como continuación a esa estrategia, estaría la retirada del apoyo a la ACB.

Endesa y la ACB firmaron el acuerdo de patrocinio en el año 2011, un contrato que se prolongaría durante los siguientes cuatro años con opción, si las partes así lo acordaban, a prolongarlo por otras dos temporadas más. Y aunque la idea de Endesa, que abona unos 5 millones de euros anuales a la liga de baloncesto, sería ejercer esa cláusula de renovación, cláusula que debería empezar a estudiarse en este 2014, la casa matriz de la compañía presiona para que desista en sus intenciones y todo apunta a que, desde Roma, se “obligará” a que Endesa abandone la ACB, una liga que si nadie lo remedia, se va a quedar sin luz.