En adidas quieren acabar con la ambigüedad de marcas de Ancelotti

0
Ancelotti luciendo zapatillas Nike en la pretemporada 2014/2015 del Real Madrid
  • Ancelotti ha lucido en la pretemporada USA del Real Madrid zapatillas Nike, algo que no ha gustado en adidas
  • Los alemanes quieren acabar con esta libertad/ambigüedad del italiano respecto a las marcas con un contrato a la altura de los firmados con Guardiola o Mourinho

No se puede decir verdaderamente que el italiano sea un díscolo en el asunto que nos concierne ni tampoco que haya propiciado muchos dolores de cabeza en este sentido a los máximos responsables tanto del Real Madrid como de adidas. Pero lo cierto es que en la multinacional alemana quieren acabar con la ambigüedad reinante en la figura de Carlo Ancelotti a la hora de lucir marcas y convertirlo en un nuevo embajador de adidas, algo que, dentro del mundo de los entrenadores, está restringido, contrariamente a lo que sucede con los grandes futbolistas, a un círculo muy cerrado de protagonistas.

Mourinho, el precursor de esta nueva tendencia

Algo que es habitual dentro de la esfera de las estrellas del fútbol, los jugadores, no lo es tanto en el ámbito de la dirección técnica. Hablamos de su vinculación a una u otra marca a nivel de representación o de ejercer como embajador de la misma. Así, las grandes firmas de ropa deportiva buscan cada vez a figuras más jóvenes dentro del mundo del balompié, a las llamadas estrellas del futuro, para que se incorporen, ahora que aún están en una fase de crecimiento en las que el coste de su fichaje por la marca es aún limitado, al extenso portfolio de estrellas con el que las firmas sazonan el mercado de la ropa deportiva a nivel mundial.

Este hecho, más que contrastado en figuras como Messi o Cristiano Ronaldo, fichados por sus respectivas marcas mucho antes de alcanzar el status que ahora mismo tienen a nivel Mundial, no ocurre ni es extrapolable, sin embargo, al ámbito de los entrenadores, donde la asociación de éstos a una u otra marca para ejercer la figura de embajador personal de las mismas es casi nula o muy limitada. Aunque los hay.

El verdadero precursor de este nuevo papel que se les presenta por ahora, de manera muy limitada, a los grandes entrenadores de fútbol, lo inició el portugués José Mourinho, un verdadero depredador mediático al que adidas vio suficientes aptitudes y actitudes como para convertirlo en uno de sus principales embajadores a nivel mundial. Así, no era difícil seguir los partidos del Real Madrid o del Inter de Milan en su anterior etapa y verlo con una bufanda adidas al cuello, donde el logotipo de la marca era lo suficientemente visible para los medios de comunicación.

Guardiola… y poco más

Comenzó a definirse entonces el perfil del entrenador ideal para las firmas deportivas. Lejos de su capacidad como técnico, algo que también era valorado por las marcas pero en menor medida como demuestra el caso del propio Carlo Ancelotti, galardonado con premios y conquistas de todo tipo a nivel deportivo, lo verdaderamente importante es la mediaticidad que en torno a él fuera capaz de generar y concentrar dicho entrenador. Y ahí, hasta ahora, los dos grandes colosos, a los que además han acompañado sus éxistos a nivel deportivo como entrenadores, han sido Mourinho y Guardiola, muy probablemente por sus enfrentamientos épicos cuando estaban en los banquillos de Real Madrid y FC Barcelona respectivamente.

Tal es así, que el siguiente objetivo marcado por las grandes firmas de ropa deportiva fue precisamente Guardiola, hasta su etapa en el Barça embajador de Nike pero que tras su fichaje por el Bayern de Munich acabó en las filas de adidas, que también equipa al equipo alemán, para unirse a Mourinho en las labores de representación. Y a partir de aquí, paremos de contar. Pocos entrenadores más gozan de la confianza de las dos grandes firmas al menos de una manera tan mediática como la que se da en ambos managers.

El caso Ancelotti

Pero con Ancelotti todo ha cambiado. Lejos de sesr un entrenador al nivel mediático de los citados anteriormente, el italiano, con múltiples éxitos deportivos a sus espaldas, no responde al perfil mediático buscado por las firmas. Hombre de club, aunque no vinculado a ninguna marca de manera oficial, no ha dudado ni un instante en no perjudicar a su actual club y enrrarecer la situación con su patrocinador principal y no ha sido difícil verlo en los entrenamientos del conjunto blanco luciendo equipación completa que le suministraba la marca alemana, incluso las zapatillas. Al menos hasta ahora.

Porque esa ambigüedad respecto a las marcas de la que hace gala Ancelotti ha comenzado a inoportunar a los alemanes. Y lo ha comenzado a hacer en esta gira por los Estados Unidos, donde en más de un encuentro de pretemporada se ha podido ver al italiano luciendo la equipación adidas del conjunto blanco para los entrenadores, pero calzando unas zapatillas de la marca Nike, algo que ha costado y mucho de digerir en adidas.

Por tal motivo, adidas no quiere esperar más y ha decidido fijar su objetivo dentro del mundo de los entrenadores en el italiano. El hecho de que el actual entrenador del Real Madrid tenga el suficiente margen de maniobra que le da esa independencia de actuación en lo referente a las marcas a la hora de lucir las zapatillas de una u otra firma, ya se llame Nike, Lotto o Puma, no gusta en adidas que pretende poner fin a la misma ofreciendo al entrenador transalpino un contrato a la altura de los que tiene con Guardiola o Mourinho, las dos grandes refrencias en este sentido en la multinacional alemana.

Con ello, eliminaría esa indefinición (y libertad) de Ancelotti a la hora de lucir marcas y, de paso, rompería las posibles tentaciones de Nike de convertir a Ancelotti en el nuevo Cristiano Ronaldo, embajador de Nike, dentro del club blanco.