Emirates tiene nuevo rival para apellidar el Bernabéu: Coca Cola

0

La historia de los derechos de naming rights del Santiago Bernabéu va camino de convertirse en uno de esos culebrones veraniegos más propios de fichajes que de temas de marketing deportivo como el que nos ocupa.

Cuando allá por el año 2012 Florentino Pérez sentó las bases del acuerdo que uniría a la entidad madridista con la aerolínea árabe Fly Emirates, y en virtud de la cual la compañía aérea se adueñaba del frontal de la camiseta a cambio de una ingente suma de dinero anual, Emirates puso encima de la mesa de las negociaciones de Florentino Pérez una suculenta oferta con la que trataba de conseguir el visto bueno de Florentino para hacerse con los derechos de naming rights del estadio Santiago Bernabéu. Y aunque es un tema que en su momento no fue confirmado por ninguna de las partes, Emirates llegó a poner hasta 54 millones de euros anuales por darle un nombre al coliseum madridista.

Sin embargo, en aquellos momentos Florentino no tenía en perspectiva la venta de la cesión y gestión de tales derechos. Pero como decimos, aquello era “en aquellos momentos”. Apenas un año después, el faraónico proyecto del presidente madridista de reformar el estadio merengue para convertirlo en uno de los más importantes del mundo dentro del deporte ha propiciado que Pérez tenga que buscar vías de financiación alternativas que logren abonar el dinero necesario para emprender dicha reformas. Y ahí se retomó la idea de “rebautizar” al Santiago Bernabéu, con la posibilida de que alguna marca comercial diera un “apellido” al remodelado feudo blanco.

Así, al interés de Emirates, pronto se unieron los rumores de que otra compañía, Audi, también sponsor del Real Madrid, estaba más que interesada en darle ese tan buscado apellido. A estas dos compañías, más recientemente se ha unido el interés de Microsoft que, a pesar de que nunca han reconocido estos extremos, se ha llegado hablar de que estarían dispuestos a aportar una cifra sensiblemente inferior a la que daba Emirates, unos 50 millones de euros. Y ahora, cuando todos los rumores estaban más que calmados, nuevamente ha salido a la actualidad el tema de los naming rights del Bernabéu. Y es que la bebida más famosa del mundo, Coca Cola, habría puesto encima de la mesa una oferta de 80 millones de euros al año para ser ella la que le dé ese apellido al Bernabéu, un dinero que contribuiría y mucho a financiar parte de las obras del estadio cifradas en unos 450 “kilos”.

La “tardanza” de Florentino Pérez en cerrar el acuerdo con alguna de las tres firmas anteriormente citadas hacía presagiar a los especialistas de la existencia de un “tapado” en las negociaciones que estaría esperando a conocer las ofertas con las que contaba Pérez para presentar la definitiva. Y el tapado es, nada más y nada menos, que la marca de la “chispa de la vida”: Coca Cola. Emirates ya tiene otro competidor que sumar al trío de rivales en la carrera por rebautizar el Bernabéu. ¿Quién se llevará finalmente el gato al agua?