James Ellington consigue patrocinador tras su fallida subasta en Ebay

0

El velocista inglés James Ellington está de enhorabuena. Después de su deambular en la búsqueda de un patrocinador, por fin ha conseguido llegar a un acuerdo con King of Shaves que le garantice su preparación para los JJ.OO. de Londres 2012.
La historia de James Ellington es una historia, cuando menos curiosa, que afortunadamente para él ha acabado con final feliz. James Ellington es un prometedor velocista inglés de 26 años que, con una carrera prometedora por delante, vio como el año pasado, tras ganar el oro en el Campeonato de Europa de Francia del año pasado con Gran Bretaña en el relevo 4×100, vio como una desafortunada cascada de lesiones dio al traste con su preparación, su evolución y, sobre todo, con sus patrocinadores. 

El joven James vio como, uno tras otro, sus patrocinadores le iban abandonando tras comprobar que su recuperación era más complicada de lo previsto. Debido a ello, y desesperado por la situación que le “obligaba” a encontrar desesperadamente un patrocinador que le permitiera dedicarse a tiempo completo a su preparación para los Juegos Olímpicos, Ellington no dudó ni un momento en una idea que muchos la catalogaron de descabellada: publicó un anuncio en ebay en el que se subastaba a él mismo y en el que ofrecía el lucir la publicidad del ganador de la subasta desde el mismo día de la adjudicación a la puja ganadora y en todas sus apariciones públicas, deportivas o no.

Y en toda la subasta se alzó una puja ganadora: un individuo (o empresa, se desconoce la identidad) se llevó la misma por la nada despreciable cantidad de 35.000,00 Libras (casi 40.000,00 euros). Desgraciadamente para Ellington, a la hora de hacerse efectiva la transacción pudo comprobar como todo fue fruto de una desagradable broma. Abatido y desesperado por la situación, casi estaba convencido de arrojar la toalla hasta que un día, a través de su cuenta en twitter, recibió una propuesta que no esperaba: la empresa King of Shaves estaba dispuesta a convertirse en el patrocinador buscado. Así, de esta manera, el segundo velocista más rápido de Gran Bretaña ha encontrado la manera de financiarse toda su preparación hasta llegar a los Juegos Olímpicos de Londres en condiciones de disputarle, o al menos, de dificultarle, el triunfo a Usain Bolt. Y como muestra de agradecimiento, y aunque el acuerdo sólo alcanza hasta el inicio de los JJ.OO., el deportista no descarta prolongar su relación durante e incluso después de los Juegos como muestra de gratitud hacia la marca que apostó por él cuando nadie lo hacía.