El Valencia quiere más dinero de Wanda

0

El interminable proceso en el que se ha convertido la resolución del espinoso proyecto para conocer al nuevo dueño de uno de los clubes históricos del fútbol español, el Valencia CF, ha conocido durante este fin de semana otro particular (y peculiar, por qué no decirlo) capítulo que ha tenido como protagonista a uno de sus más importantes inversores procedentes del continente asiático.

La llegada del multimillonario Wang Jianlin, presidente de la compañía Wanda, una de las mayores y más importantes entidades del país asiático, al que se le han dispensado todo tipo de detalles y guiños (como escribir el nombre de los jugadores del Valencia en sus camisetas en chino en el último encuentro) y que ha llegado de la mano del todavía presidente de la entidad, Amadeo Salvo, abrió la puerta grande de los rumores acerca de la posibilidad de que, definitivamente, el nuevo propietario del Valencia tuviera rasgos orientales.

Oficialmente, sin embargo, la visita tuvo otras connotaciones. Wanda es la empresa que patrocina uno de los proyectos más importantes que tiene el conjunto ché con vistas al mercado chino: un acuerdo de colaboración por el que aporta una importante cuantía económica para la residencia de jóvenes deportistas del Valencia y en el que se becan a los mejores jugadores jóvenes chinos para que realicen pruebas con el conjunto valenciano.

Wanda se convirtió así en uno de los principales activos de la entidad en cuanto a la obtención de ingresos se refiere. El contrato firmado con el Valencia, que expira en el año 2017, le supone al club el ingreso de 1,3 millones de euros en la presente campaña, una cifra que se elevará hasta los 2 millones de euros para la temporada que viene. Y ahí viene, oficialmente, el interés de la visita de Wang Jianlin a Mestalla. Amadeo Salvo, todavía presidente del club, tiene como objetivo renovar alianzas con Wanda para conseguir que la cifra anterior suba hasta los 7 millones de euros ya para la próxima temporada, lo que supondría una importante inyección económica en las arcas del club.

Para ello, Jianlin ha podido ver el proyecto de ambliación de la residencia de la ciudad deportiva de Paterna, con un coste de 200.000 euros y que, en teoría, permitirían al Valencia incrementar el número de jóvenes promesas chinas que podrían llegar al club a realizar las pruebas.

Sin embargo, y aunque desde el Valencia la versión oficial es ésta, es indudable que los rumores acerca de posibles negociaciones para que Juanlin se involucre en el proceso de venta de la entidad han estado durante todo el fin de semana encima de la mesa. No sería la primera ocasión. Amadeo Salvo ya puso este ofrecimiento para hacerse con las riendas del Valencia a Wang Jianlin en la visita que el propio Salvo realizó a China el pasado mes de octubre, donde sí que se tanteó esta posibilidad. Ahora, oficialmente, sólo se habría hablado de cantera, aunque a nadie escapa que el trasfondo de la venta del club habrá estado más que presente en todo el proceso.