El Valencia CF pasará a manos de la Generalitat Valenciana

0

No hay día que no haya un nuevo sobresalto dentro del endeudado fútbol español. Así, a la reciente entrada en concurso de acreedores de un histórico como el Deportivo de La Coruña, se une ahora la complicada situación económica que vive otro histórico de La Liga, el Valencia CF.

Así, en un giro rocambolesco de la situación, inesperado para unos y necesario y previsible para otros, el gobierno autonómico de Valencia, la Generalitat Valenciana, se ha convertido en el máximo accionista del club y pasará a gestionar directamente el conjunto de Mestalla después de que el propio Valencia, el Hércules y el Elche hayan hecho público que no abonarán la deuda de 118 millones de euros que tienen con el Instituo Valenciano de Finanzas, el IVF, desde donde el ex-presidente de la Generalitat, Francisco Camps, concedió importantes vías de financiación a dichos equipos a lo largo de sus ocho años de mandato.

Con el anuncio, las entidades bancarias han ejecutado el aval de la Generalitat y ésta, de este modo, se convertirá en la máxima accionista de esos tres clubes, con lo que incumplirá la Ley de Sociedades Anónimas Deportivas que impide controlar el 5% de más de una sociedad anónima deportiva en la misma competición en España.

El Valencia CF acarrea una deuda con el IVF de 86 millones de euros, o lo que es lo mismo, el equivalente al 70% de las acciones del club. Desde la propia Generalitat, en boca de su vicepresidente, se ha apuntado que se establecerán las vías de comunicación necesarias con las entidades bancarias para renegociar el pago y devolución de esos préstamos y que no es objetivo del gobierno autonómico gestionar clubes deportivos. Aunque eso sí, ha lanzado un aviso para navegantes: se establecerán importantes controles para que las cosas se hagan ‘como se tienen que hacer’.