El United abre la subasta de su camiseta: 70 millones de libras

0

Al mejor postor. Ese parece ser el mensaje que desde el conjunto de Old Trafford se quiere transmitir a las marcas que pretendan equipar a los Red Devils a partir de la temporada 2015/2016. Pero sobre todo, parece ser un mensaje dirigido principalmente a una compañía: Nike.

Después de múltiples reuniones con los dirigentes de la multinacional norteamericana Nike para tratar el asunto de la renovación del acuerdo que les une a ambas entidades en calidad de sponsor técnico, un acuerdo que finaliza una vez concluya la próxima temporada y por el que Nike está abonando al United 23,5 millones de libras al año, parece que la paciencia de los dirigentes del United se ha visto colmada al no acceder tan fácilmente como pretendían los norteamericanos a sus pretensiones económicas y se han visto “obligados” a abrir el proceso a otras marcas interesadas.

El detonante de la apertura de esta puja ha sido, al parecer, la presentación oficial del nuevo acuerdo que unirá a partir de la próxima temporada a la firma alemana Puma con el Arsenal, equipo que los germanos logran arrebatar precisamente a Nike, hasta ahora sponsor técnico, gracias a un sustancioso acuerdo de sponsorización que reportará a las arcas de los gunners nada más y nada menos que 35 millones de libras al año por cada uno de los cinco años en los que se extenderá la relación, convirtiéndolo en el acuerdo más importante a nivel mundial dentro de este apartado.

Así las cosas, ahora se ha conocido que Richard Arnold, Director Comercial del United, ha abierto la puja a otras tres marcas interesadas a las que les ha hecho llegar sus pretensiones y las cuales han presentado una oferta, a saber: adidas, Warrior y la propia Puma, convirtiendo la sponsorización técnica del Manchester en una subasta en el que el mejor postor será el que finalmente se lleve el gato al agua, eliminando de golpe y porrazo el plus que suponía a Nike ser el actual patrocinador del club.

La primera marca, además de Nike, en pegar en la puerta del Manchester ha sido su gran rival adidas, que aspira y ansía a retomar al club de Old Trafford, un club al que ya vistió en el periodo que abarca desde 1980 hasta 1992. adidas se reunió el pasado lunes e hizo llegar un asuculenta oferta a los dirigentes del United que aún no ha trascendido. El martes, un día después, las puertas del despacho de Arnold se abrieron de par en par para recibir a una delegación de la norteamericana Warrior, que ya tiene en su poder a clubes del prestigio del Liverpool en la propia Premier League o del Sevilla en la Liga BBVA y de la que se esperan importantes noticias en este apartado en los próximos meses pues se auguran nuevos acuerdos de patrocinio con otros importantes clubes. Teniendo en cuenta que Warrior ya rompió el mercado de la sponsorización técnica con su llegada al Liverpool a cambio de 25 millones de libras al año, no es de descartar que la oferta realizada a los Red Devils supere con creces la del conjunto de Anfield.

Y en el día de ayer, Richard Arnold recibió a una de las marcas que más está haciendo por retornar a la primera plana del fútbol mundial: la alemana Puma, noticia esta semana por su acuerdo con el Arsenal, pero que daría un salto de valor importante de hacerse con el United.

La subasta se ha abierto. Los apostantes ya saben quienes serán sus rivales y parten todos con igualdad de condiciones. El Manchester se ha cansado de esperar a Nike y los norteamericanos pueden pagarlo muy caro, tanto como caro le va a salir a la marca que finalmente se haga con el acuerdo la sponsorización de uno de los clubes más importantes del mundo. Y mientras tanto, el United aguarda conocedor que si en todo este enredo hay un beneficiado, ese no es otro que el propio club, que se va a garantizar un mínimo de 350 millones de libras en un periodo mínimo de 5 años según los expertos.