El último gol de Nike en el United será…¡a adidas!

0
Jugadores del Manchester United celebrando un gol
  • El contrato de Nike con el United no finaliza hasta el 31 de Julio de 2015
  • Esto provocará que gran parte de la pretemporada inglesa y las presentaciones de las nuevas incorporaciones se lleven a cabo con uniformes Nike
  • En adidas esperan que el United logre rescindir el contrato con Nike antes de esa fecha para evitar un serio problema en la estrategia marcada por la firma alemana para su debut con el club británico

Mucho se ha hablado, mucho se habla y mucho se hablará todavía del megacontrato con el que la multinacional alemana adidas se incorporará el año que viene a uno de los clubes más emblemáticos del fútbol europeo: el Manchester United.

Los casi 100 millones de euros por temporada que abonará la marca de las tres tiras por arrebatarle a Nike uno de “sus” grandes clubes se convirtieron, de la noche a la mañana, en la mayor cantidad jamás pagada por una firma de ropa deportiva por vestir a un club de fútbol en una operación que muchos han catalogado como un auténtico golpe de efecto de adidas a su máxima rival dentro del fútbol en particular y del deporte en general: la firma norteamericana Nike. Pero, ¿realmente es así?

Un acuerdo para ¿hipotecar a adidas?

Nada más conocerse el espectacular contrato con el que la firma alemana incorporaba a su portfolio de clubes de fútbol a uno de los grandes del fútbol mundial, el Manchester United, una de las primeras conclusiones a las que llegaron los estudiosos de la materia fue la de reconocer el gran varapalo que adidas asestaba a su gran rival Nike.

Sin embargo, desde Marketing Deportivo MD analizamos la situación desde otro punto de vista, una perspectiva que, si bien no deja de estar a día de hoy en el cesto de las catalogadas como mera especulación, en un sector tan sumamente profesionalizado como el del marketing deportivo, donde todos los movimientos están sumamente calculados, no se debería descartar como una estrategia de la firma norteamericana que, asumiendo que no iba a renovar con el Manchester, dificultó hasta el extremo a adidas la operación para que ésta desembolsara la mayor cantidad posible con el objetivo de hipotecar el futuro de la marca alemana, algo que sólamente el tiempo será el encargarlo de proponerlo como posibilidad o como un rumor infundado, en el que de llevarse a cabo sería, sin lugar a dudas, el movimiento más maquiavélico jamás visto hasta la fecha en el mundo del marketing y los negocios en el deporte.

Ceder para conquistar

Aunque no deja de ser como decimos una mera especulación, la realidad del planteamiento es clara. adidas abonará casi 100 millones de euros anuales al Manchester United a partir de la próxima temporada y durante las diez siguientes, más del doble de lo que actualmente perciben otros clubes adidas, como por ejemplo, el actual Campeón de la Champions League, el Real Madrid.

Y llegados a esta punto, ¿a alguien le queda alguna duda que el presidente del conjunto blanco exigirá, antes o después, un tratamiento como mínimo igual al que los alemanes dispensan al recién adquirido club británico? Y aquí es donde entra el maquiavelismo supuesto de la marca. Para adidas (y para cualquier otra marca) es más que evidente que el mantener más de un contrato del nivel del que acaba firmar con el United supondría hipotecar enormemente el futuro de los alemanes, una estrategia que dejaría el camino abierto completamente hacia equipos adidas a los norteamericanos, encabezados por el Real Madrid.

El último gol de Nike en el United….a adidas

A buen seguro que esa posibilidad a la que aludimos sobrevuela como una negra sombra sobre los directivos de la marca alemana, temerosos de que clubes como el Real Madrid reclame una atención similar a la que dispensa al United, atención que dejaría muy tocada la tesorería de adidas en caso de atenderla o que dejaría en bandeja de plata a esos clubes en el supuesto de no atenderla. Pero si creían en adidas que ese sería el último movimiento de Nike en el United, se equivocaban.

Tras la mediaticidad que ha supuesto el contrato alcanzado entre adidas y el Manchester United y la enorme satisfacción que para ambas partes, cada una con sus motivos, ha supuesto el acuerdo, en la marca alemana y en el club británico van percatándose ahora de determinados detalles que en aquellos momentos o se les pasaron por alto o no fueron capaces de analizar el alcance que el mismo iba a tener para ambos, pero sobre todo para adidas.

Así, esta será la última temporada que jugará el Manchester United con uniformes Nike. Pero el contrato no acabará hasta el 31 de Julio de 2015. Y ahí radica el problema y ese es el detalle que en su momento se les escapó tanto a adidas como al United. Y es que, según este acuerdo, para preocupación de adidas, el United arrancará la pretemporada 2015/2016 con uniformes todavía Nike, un duro golpe para adidas que pretendía comenzar la temporada (incluída la pretemporada) vistiendo al United desde el primer partido, aunque fuera de preparación, de la 2015/2016.

Y esto que parece un simple desliz, tiene más repercusión de la que se pueda llegar a comprender. Ello implicará que el United se irá de gira de pretemporada (confirmado los Estados Unidos y pendiente de otras por Asia y Oriente Medio) con camisetas Nike, con lo que ello puede afectar a los alemanes. Pero, además, las nuevas incorporaciones que haga el United la temporada que viene se vestirán antes que nadie con uniformes Nike del United, un duro golpe para la estrategia de la marca alemana con el club británico.

La pelota queda ahora única y exclusivamente en la capacidad de persuasión de los directivos del United, que deberán sentarse a negociar con la marca saliente, Nike, si no quieren ver cómo el nuevo contrato con los alemanes ya comienza torcido antes incluso de su inicio oficial. Y los norteamericanos, conocedores de ello, a buen seguro que no se lo pondrán fácil. Nike se despide del United marcando un golazo por toda la escuadra… a adidas.