El Tour busca sponsor para la regularidad

0
  • La organización del Tour de Francia busca desde hace meses un patrocinador que venga a sustituir a PMU en el Maillot Verde de la Regularidad a partir del año que viene
  • La casa de apuestas comunicó su decisión a ASO, organizadores del Tour, antes incluso del inicio de la edición de este año de la ronda gala

No corren buenos tiempos para el patrocinio deportivo. Al menos, en lo que a algunos deportes se refiere. La enorme crisis económica que está afectando a todo el mundo está provocando que firmas comerciales asociadas desde hace muchísimos años a eventos deportivos importantes se estén viendo obligadas a dar por finalizadas dichas relaciones amparándose en un cambio en la estrategia de expansión y promoción de la firma a partir de los próximos años. Un claro ejemplo de esta circunstancia la están viviendo en persona los organizadores del Tour de Francia.

El Tour busca sponsor para la regularidad

La organización del Tour de Francia se ha llevado un duro varapalo con la decisión adoptada por uno de sus principales sponsors de retirar, a partir ya de la próxima edición, todo su apoyo a la prueba gala amparándose en un cambio de estrategia en las políticas de expansión y promoción de la entidad.

Así, la compañía de apuestas francesa PMU ha dado por finalizado su relación de 25 años de duración con el Tour patrocinando el Maillot Verde de la Regularidad, un maillot que se queda por el momento huérfano de patrocinador en tanto en cuanto, ASO, organizador del Tour, logre llevar a buen puerto las negociaciones emprendidas con diversas firmas para sustituir a la compañía saliente.

1,5 millones de euros de partida

La compañía que hasta ahora patrocinaba dicho maillot verde comunicó su decisión a los organizadores antes de que diera comienzo incluso la edición de este año 2014, una decisión que cogió de imprevisto a la organización que desde entonces se afana en encontrar una marca que venga a sustituir a PMU, aunque no lo tendrá nada fácil.

La organización exige el cumplimiento de dos condicionantes claves: el primero, el desembolso anual de una cifra que oscilaría por 1,5 millones de euros por temporada; el segundo, firmar una relación basada en el largo plazo, algo que ha echado para atrás a muchas firmas interesadas. El maillot verde de la regularidad apareció por primera vez en el Tour en el año 1953. Su color fue uno de los factores decisivos para firmar, allá por 1991, con PMU, que tiene al verde como color corporativo. Ya no se verá, por lo tanto, a partir del año que viene, los míticos caballos de carrera en la caravana del Tour en los que la firma convertía a sus vehículos anunciadores, en clara referencia a su principal fuente de ingresos, las apuestas de hípica.