El “Sí” a la independencia de Murray pasa factura a su hotel

0
Cromlix House, hotel propiedad de Andy Murray
  • El lujoso hotel del tenista, objeto de una campaña de boicot en las redes sociales
  • El tenista se posicionó a favor del “Sí” en el referendum de la semana pasada para la independencia de Escocia

Nunca ha sido una buena idea mezclar asuntos como política y deporte. Los más osados al respecto ha recogido no siempre buenas experiencias que han aconsejado una comedida posición al respecto, tratando de no facilitar una interactuación entre dos materias excesivamente antagónicas que, como decimos, no suelen traer buenos resultados a los que se aventuran a ello.

Si a esa complicada mezcla le añadimos un ingrediente más como el del marketing o los negocios dentro del deporte, la cosa alcanza extremos que motivan y confirman lo aconsejable que es no tratar de combinar asuntos como los expuestos. Y sino, que se lo digan al tenista británico Andy Murray.

El “Sí” a la independencia de Murray

La semana pasada tuvo lugar uno de los acontecimientos históricos en el Reino Unido de los últimos años. Escocia votaba en referendum su “Sí” o su “No” a independizarse del Reino Unido, un asunto que acaparó la atención política y mediática de todo el mundo, y que obtuvo como resultado final el “No” de la ciudadanía de Escocia a separarse del Imperio Británico.

No fueron pocas las personalidades que desde diferentes ámbitos se pronunciaron al respecto durante los días previos al mismo. Actores, políticos (evidentemente), artistas y también, deportistas. Y uno de ellos fue el tenista Andy Murray que no se escondió a la hora de defender la independencia de Escocia y pedir el “Sí” en dicho referendum, algo que como veremos, no ha traído muy buenas consecuencias al deportista.

Su hotel, el primer gran damnificado

Este claro posicionamiento de Murray en favor de la independencia ha comenzado a pasarle factura al tenista, sobre todo después de conocerse el “No” que ha dado Escocia a su independencia del Reino Unido. Y es que el jugador se enfrenta ahora al boicot que desde las redes sociales se está potenciando entre los partidarios al “No” a la independencia de Escocia del hotel que el tenista tiene cerca de Stirling, el Cromlix House, un espectacular hotel de cinco estrellas que a los pocos meses de abrir en febrero de 2013 fue nombrado como “Hotel de la Nación” en los Scottish Hotel Awards.

Y no se queda ahí la cosa. Las malas lenguas afirman que la notificación de la Agencia de Seguridad Alimentaria le hizo llegar al tenista horas antes del inicio del referendum acerca de que su hotel no se ajustaba a la regulación en materia de seguridad alimentaria tras descubrir los inspectores un lavamanos defectuoso, no fue más que otra consecuencia de las autoridades británicas por el claro posicionamiento dle tenista sobre la cuestión de la independencia de Escocia.