El Seis Naciones no encuentra sponsor

1
Seis Naciones
El Seis Naciones no encuentra sustituto a RBS
  • La organización del torneo aún no ha cerrado la llegada de un nuevo patrocinador principal que venga a ocupar el hueco dejado por RBS con su salida.

Hace ahora algo más de un año uno de los torneos más importantes del mundo del rugby, el Seis Naciones, anunciaba la salida de Royal Bank Of Scotland, su principal patrocinador oficial, después de más de 15 años de relación. Así, 2017 sería la última edición que vería al RBS como principal sponsor del torneo, lo que puso en marcha toda la maquinaria de la organización para encontrar un relevo con garantías. Hoy, más de 12 meses después, ninguna compañía ha mostrado un verdadero interés por coger el testigo dejado por la entidad financiera.

Sin sponsor

Las luces de alarma se han comenzado a encender lentamente en el seno de la organización de uno de los torneos más relevantes en el mundo del rugby. El motivo: el Seis Naciones está teniendo importantes problemas a la hora de encontrar un patrocinador oficial que venga a coger el relevo de RBS como principal partner del torneo.

La organización ha mantenido, en este más de un año reuniones con más de 100 potenciales sponsors con la misma respuesta a su oferta: su negativa a patrocinar un torneo que le daría derecho a dar nombre al mismo durante un periodo de 5 años a cambio de una cifra que rondaría los 100 millones de libras.

Dificultades

Marketing Deportivo MD ha podido conocer que tan solo una entidad comercial se ha dirigido a la organización para tantear la posibilidad de hacerse con tales derechos de patrocinio aunque por una cifra muy inferior a los 15-20 millones de libras anuales que se pretenden conseguir con la nueva alianza.

La ruptura del acuerdo de patrocinio vino motivada por un cambio importante en la estrategia de la entidad financiera de cara a su política de expansión de marcas, tratando de ir reduciendo su participación en el patrocinio deportivo y focalizando todos sus esfuerzos hacia posiciones más cercanas a sus clientes,

El último acuerdo alcanzado data del año 2013 y tenía una duración de 4 años por una cifra global en la que el Royal Bank of Scotland desembolsó una cuantía global de 57 millones de euros.