El resurgir de Tiger Woods también en los videojuegos

0

Las enormes expectativas creadas por Tiger Woods con su vuelta en plan campeón a los grandes torneos, aunque efímera, le ha venido como anillo al dedo a EA Sports.
Tiger Woods llegó al Masters de Augusta de golf, como favorito para ganar su quinta chaqueta verde. Las expectativas de que Woods ganaría de nuevo se dispararon hace dos semanas con su triunfo en Bay Hill, su primera victoria en el circuito de la PGA en 30 meses, lo que provocó toda una oleada de (quizás) marketing para poner nuevamente a Woods en el escaparate: Firmas que han estado al lado de él como Nike se apresuraron a engrandecer la hazaña y todo hacía presagiar el resurgir, cual Ave Fenix, del norteamericano: la vuelta del gran campeón.

Y esta situación le vino realmente como anillo al dedo a otra compañía, concretamente a EA Sports, que vio como el lanzamiento (premeditado o no) del nuevo Tiger Woods PGA Tour 13 coincidía con ese nuevo estallido de la Woodmanía. El nuevo videojuego presenta prestaciones hasta ahora desconocidas en un juego de estas características. Además, adaptado a la tecnología de la XBOX360 y su sistema de captación de movimientos Kinect, el juego sirve no sólo para la diversión, si no incluso para el entrenamiento, práctica y mejora de los movimientos de los aficionados al golf, con más de 62 millones de combinaciones gracias a los movimientos del cuerpo.

Y a fe de que los responsables del departamento de marketing han acertado de pleno en cuanto a su lanzamiento porque, desgraciadamente para Woods, todo parece que fue flor de un día, al firmar una de sus peores campañas en el Masters de Augusta, donde firmó su peor resultado como profesional. Una ronda de 74 golpes el domingo puso a Woods con un total de 293, cinco sobre par, en el Masters, que fue su peor cuarta ronda desde que tuvo el mismo número como amateur en 1995.

Woods maldijo sus errores, y luego de un mal tiro desde el tee en el 16 lanzó su palo unos 15 metros. Ese comportamiento causó críticas de algunos fanáticos, y Woods pudiera verse sujeto a sanciones por la PGA. Y Woods sigue estancado con 14 títulos grandes, a cuatro del récord de Jack Nicklaus, desde que ganó el Abierto de Estados Unidos en 2008.