El Real Madrid, de naranja y el FC Barcelona con la Senyera en 2014

1

Camisetas. Una de las prendas más valoradas por los aficionados a
cualquier club de fútbol y uno de los negocios más rentables para ese
club en cuestión y para las marcas comerciales. El ritual es el mismo.
Cada año, y cada vez más, los aficionados a este o a aquel determinado
equipo de fútbol anhelan conocer, lo antes posible, la que será la
camiseta de su club preferido para la siguiente temporada.


Y cada año,
los clubes y las casas comerciales se frotan las manos ante un negocio
que, aunque pueda parecer increíble a muchos, mueve millones de euros y
es uno de los elementos de valor a añadir en el fichaje de este o aquel
futbolista.
 Principios de febrero de 2013.
El PSG presenta a su nuevo y flamante fichaje: David Beckham, hasta
final de la presente temporada. Incluso desde la propia dirección del
PSG se afirma que su fichaje responde a motivos más comerciales que
deportivos. El efecto, inmediato: en apenas diez días, el PSG logra
vender más de 150.000 camisetas del jugador lo que reporta unos
lucrativos beneficios al club, a la marca que lo viste (en este caso
Nike, rival del sponsor personal de David Beckham, Adidas) y, por
extensión, al propio jugador, que ha logrado vender más de 10 millones
de camisetas en sus 20 años de carrera.

Este es sólo un ejemplo de la importancia que el producto camiseta
tiene para las marcas comerciales y los clubes. Los ingresos totales de
los clubes de fútbol de las principales ligas de Europa tienen muy
presentes este concepto a la hora de negociar contratos con los
jugadores y las casas comerciales. Clubes como Real Madrid, Manchester
United o FC Barcelona superan fácilmente el millón de camisetas vendidas
anualmente, lo que supone importantes ingresos en las economías de los
clubes y, como no, en las cuentas de las firmas comerciales.

Por
este motivo, precisamente, tanto club como firma comercial se afanan en
realizar importantes campañas de marketing para presentar las nuevas
camisetas no ya para ésta o aquella temporada, sino para ésta o aquella
competición incluso. Y por eso, precisamente, se entiende cada vez
menos, el que continuamente salgan a la luz, con muchos meses de
anticipación, filtraciones de las que serán las nuevas camisetas de los
diferentes conjuntos, filtraciones que logran echar abajo meses de
trabajo de preparación del acto de presentación de las mismas, como
decimos, importantes campañas de marketing que condiciona la posterior
venta del producto. Y este año no iba a ser menos.

Como viene siendo habitual por estas fechas, ya podemos conocer los colores y estilos que los grandes clubes europeos llevarán en sus camisetas a partir de la temporada que viene, antes incluso de que se haya llevado a cabo la presentación oficial de las mismas por parte de las respectivas marcas y equipos.

Lo cierto es que, sea como fuere, las redes sociales son en estas fechas un hervidero donde los fanáticos de las camisetas se afanan en encontrar los nuevos diseños de sus clubes preferidos para la temporada que viene. Y a poco que lo busquen, lo encuentran. Sobre todo por las filtraciones procedentes de tierras asiáticas que disponen de los modelos que, por lo general (ocurre año tras año) lucirán los clubes más conocidos del mundo con una antelación más que preocupante para las casas comerciales, que ven como estas filtraciones pueden echar por tierra estudiadas campañas de marketing puestas en marcha para la presentación de las mismas.

Dos de los clubes que se llevan todos los honores a la hora de ocupar el podium de los deseos de los aficionados por conocer cómo serán las camisetas de los mismos para la siguiente temporada son, como no, los dos grandes colosos de la liga española: el Real Madrid y el FC Barcelona. Y a buen seguro que ninguno de los dos, en cuanto a novedades se refiere, abrán defraudado a sus seguidores. Así, el Real Madrid presentará una primera equipación donde los retoques naranjas entre el negro de las tres rayas de Adidas y el blanco de la camiseta son quizás la nota más destacada. Donde sí que habrá novedades será en la que es considerada como la tercera equipación del conjunto blanco. Así, tras el paso del rojo al verde, la próxima temporada podremos ver a un Real Madrid anaranjado o color mostaza, un color que no dejará a nadie indiferente entre la legión de seguidores del conjunto blanco, donde los defensores de esta nueva y arriesgada apuesta de Adidas seguro que son tantos como sus detractores.

En su máximo rival, volveremos a ver una primera equipación donde el color amarillo volverá a gobernar en el cuello de la camiseta como ya hiciera la firma norteamericana Nike hace un par de años. Donde la marca americana ‘romperá’ con todo lo expuesto hasta ahora será en la segunda equipación, un uniforme con los colores de la Senyera catalana, la bandera autonómica de Catalunya, una camiseta muchas veces anunciada con anterioridad pero que parece no será hasta la temporada que viene cuando realmente vea la luz.

Otros clubes de los que ya hay filtraciones son Manchester United, Manchester City, Milan o Chelsea.

Lo dicho: filtraciones que a buen seguro no harán ni pizca de gracia ni a clubes ni a firmas comerciales. La cuestión está en saber cuáles serán las que finalmente presenten los equipos o si las casas comerciales, a la vista de lo presente, optan por modificar sus bocetos. Y debido a no se sabe muy bien qué intereses estas camisetas logran salir a la luz antes de las presentaciones oficiales con los perjuicios que ello pudieran traer como consecuencia para el club o para las marcas.

 Mientras tanto, aquí podéis ver algunas imágenes:

Real Madrid

FC Barcelona



Manchester United



Manchester City

Chelsea

Milan AC

  • Esta camiseta no representa al camisetas de Real Madrid y es bastante fea. Nuestros colores después del blanco son el azul o el morado, aunque la segunda equipación negra también era guapa.