Puff Diddy quiere ser el primer afroamericano propietario en la NFL

0

Con la senda abierta por el también rapero Jay Z dentro del mundo de los negocios en el deporte, primero con su incursión en el accionariado de los Nets de Brooklyn de la NBA y posteriormente con la creación de su propia agencia de representación de deportistas, Roc Nation Sports, era obvio pensar que otros personajes del mundo del espectáculo tratarían igualmente de realizar inversiones propias en el deporte, o en los deportistas.

Uno de los deportes con más tirón en Estados Unidos, la NFL, fue uno de los primeros ‘laboratorios de ensayo’ para la nueva agencia de Jay Z, y donde consiguió a los primeros jugadores que se asociaron a su agencia, Geno Smith, de los New York Jets, y Victor Cruz, de los New York Giants. Este nuevo paso, que fue un auténtico éxito para Jay Z, parece sin embargo que va a quedarse en poca cosa tras las declaradas intenciones de otro rapero, el fundador de Bad Boy Records, Sean ‘Diddy’ Combs, que ha atraído hacia sí los focos de la atención mediática con unas declaraciones donde manifestaba su claro interés en hacerse con una de las franquicias de la NFL, convirtiéndose de este modo en el primer afroamericano que llegaría a la propiedad de la liga.

Diddy manifestó en una entrevista concedida a Bloomberg TV que sus aspiraciones son más ambiciosas que la simple creación de una agencia de representación de jugadores, en clara alusión a la compañía creada por Jay Z, afirmando que él no se iba a conformar con un caso como el mencionado sino que pretendía llegar mucho más alto: “Amo los deportes pero mi objetivo es algo más que una mera agencia de representación. Me veo más como propietario y hacia ahí orientaré mis esfuerzos”, señaló.

“Apoyo claramente a mi amigo Jay Z y a su agencia, pero cuando veo las recomendaciones de la gente más próxima a mí diciéndome “Tenemos que actuar ya y crear nuestra propia agencia, Bad Boy Sports”, yo rápidamente les detengo y les digo que ese no es mi camino. Sé lo que quiero hacer y lo quiero hacer yo sólo. Quiero ser el primer propietario afroamericano de una franquicia de la NFL. Y no hablo de una pequeña participación en la propiedad, sino ser el dueño mayoritario”, sentenció.

De conseguirlo, efectivamente Diddy se convertiría en el primer dueño de una franquicia de la NFL en un deporte en el que, curiosamente, la mayoría de jugadores son afroamericanos más sin embargo, no hay ninguno entre los dueños.

Sean Diddy es uno de los artistas más ricos del mundo. La revista Forbes lo nombró, a sus 43 años de edad, como el rapero con mayores ingresos en el último año, con más de 50 millones de dólares obtenidos. Las aventuras empresariales de Diddy han sido, la mayoría, bastante cuestionadas en su momento. Así, la inversión en líneas de ropa como Sean John o Enyce, en firmas de marketing como Blue Flame o incluso en marcas de vodka como Ciroc de la compañía Diageo, fueron puestas en duda acerca de la rentabilidad de las mismas cuando el rapero decidió emprenderlas. Sin embargo, Forbes asegura que precisamente casi el 50% de sus ganancias provienen de estos negocios.

Visto el éxito de sus emprendimientos empresariales, pocos son los que se aventuran a poner en duda el feliz desenlace de este nuevo objetivo de uno de los raperos más conocidos del mundo. De conseguirlo, se confirmaría el nuevo target en el que se han fijado las estrellas musicales: su inversión en el mundo del deporte. Jay Z y Diddy son claros ejemplos de ello.