El Rangers vestirá finalmente…. con PUMA!!!!

0

Sorpresón dentro del espectro del patrocinio deportivo y, concretamente, en el apartado de la sponsorización técnica, en el fútbol escocés. Y es que finalmente, el histórico Glasgow Rangers, ahora Rangers Football Club, ha anunciado quién será finalmente su sponsor técnico a partir de la próxima temporada, anuncio que ha supuesto una auténtica sorpresa dentro del sector al romper todas las noticias respecto a quién sería finalmente la marca elegida por el histórico club escocés.

Todos, seguro, conocéis la historia vivida por el histórico Glasgow Rangers en los últimos meses. Su descenso a los ‘infiernos’ futbolísticos arrastrado por las deudas que le llevaron a desaparecer como tal y a ‘renacer’ nuevamente bajo la firma de Rangers Football Club. La difícil situación económica que vivía el conjunto escocés, como ya hemos contado en más de una ocasión aquí en MD, provocó su descenso a lo que sería la tercera división española, la cuarta división del fútbol de Escocia. Un club histórico descendido hasta lo más básico del fútbol con la esperanza de que algún día pueda resurgir de sus cenizas. Al menos así lo esperan sus seguidores que, fin de semana tras fin de semana abarrotan su estadio para animar al club.

Ahora, el club escocés es nuevamente noticia por el sorpresivo anuncio realizado en lo concerniente a su nuevo sponsor técnico a partir de la próxima temporada. El Glasgow Rangers era uno de los históricos clubes europeos a los que vestía la cada vez venida a menos marca británica Umbro. La venta de Umbro por parte de Nike a la firma Iconix Brand ha supuesto la pérdida de poder (y de prestigio) que la icónica firma británica tenía dentro del mundo del fútbol, gracias en gran parte a la ya muy mencionada cláusula que Nike introdujo en el contrato de venta de Umbro a Iconix Brand en virtud de la cual, la firma norteamericana podría quedarse con aquellos clubes y entidades deportivas vestidas y equipadas por Umbro, con contrato en vigor con Umbro, siempre que Nike considerara a los mismos como suficientemente ‘atractivos’ para la marca de Oregon. Así, ya hemos contado en MD como Nike se ha quedado con clubes como el Manchester City o el Athletic de Bilbao o con selecciones como la Inglaterra de fútbol. Sin embargo, en el caso del Rangers Football Club, al parecer el conjunto escocés, caído en desgracia por sus deudas y que encabeza la clasificación en esa cuarta división escocesa, no parecía ser lo suficientemente atractivo para Nike, que rehusó a quedarse con el Glasgow Rangers al menos con unas condiciones más o menos aceptables para el club. Este hecho, este ‘desinterés’ de Nike y de Umbro por quedarse con el Rangers propició que sus dirigentes pusieran en marcha una nueva línea de acción que diera como resultado la llegada de un nuevo sponsor técnico al club.

Conocido este hecho, en septiembre del año pasado el presidente ejecutivo del club escocés, Charles Green, así como su director comercial Imran Ahmed, viajaron hasta los Estados Unidos donde afirmaron que estaban en negociaciones más que avanzadas con la marca alemana Adidas, que tras la pérdida de uno de sus iconos dentro del fútbol inglés, el Liverpool a manos de la norteamericana Warrior, ansiaban encontrar a otro club histórico con el refundar su posición en el mercado británico. Y la posibilidad del Rangers Football Club, el histórico Glasgow Rangers, era una opción más que deseada.

Y así, después de varios meses de negociaciones, ha llegado finalmente la firma del acuerdo. ¡Pero no con Adidas! Para sorpresa de todo el mundo, mientras la mayoría de expertos consideraban que las negociaciones se estaban llevando a cabo durante estos meses, después de aquellas afirmaciones en suelo norteamericano de los representantes del Rangers, con la marca alemana Adidas, el Glasgow Football Club ha presentado el nuevo acuerdo alcanzado en lo referente a su sponsorización técnica pero, para sorpresa de todos, con la firma, también alemana, PUMA.

Un giro de 180 grados en la que se esperaba sería la resolución definitiva del caso en cuestión. PUMA vestirá a un histórico del fútbol escocés, británico y europeo durante los próximos cinco años en un acuerdo cuyas connotaciones económicas no han sido dadas a conocer, al igual que tampoco se han explicado el radical giro que han dado las negociaciones para pasar de Adidas a Umbro en apenas unos meses, más cuando todo el mundo pensaba que sería Adidas la que se llevaría el gato al agua.