El Aus Open incrementa los premios a repartir

0
El Australian Open vuelve a incrementar sus premios
  • Un año más el Australian Open vuelve a incrementar la cantidad destinada a los premios a repartir entre los jugadores

Es el primer Grand Slam de la temporada y todos los años abrimos con la misma noticia en lo que se ha convertido ya en algo casi tradicional: el Open de Australia de Tenis, que dará comienzo en los próximos días, ha vuelto a batir récords en cuanto al reparto de premios entre los participantes se refiere, una tradición que se convierte en el pistoletazo de salida para los siguientes Grands Slams del circuito que siguen la iniciativa lanzada por el Australian Open año tras año.

Un torneo con un enorme potencial para los patrocinadores

En apenas unos días dará comienzo uno de los torneos más importantes dentro del circuito internacional del tenis que reunirá a las principales figuras del mismo en torno a él. Su estratégica ubicación temporal (como decimos es el primero de la temporada) unido a esa masiva participación de estrellas tanto del circuito ATP como del circuito WTA, lo convierten en un importante reclamo para las marcas y firmas comerciales que no dudan en unir su imagen, vía patrocinio, a la del torneo.

Sin embargo, ese enorme potencial requiere una especial dedicación por parte de los organizadores del Australian Open: tener confirmada, año tras año la presencia de las principales figuras del circuito es uno de los grandes objetivos de estos responsables que tratan de mimar al máximo las condiciones que se encuentran a la hora de su participación, entre las que está, como no, el aspecto económico. 

El Open de Australia incrementa los premios a repartir

Ese, el aspecto económico, es uno de los que más mimos merece por parte de la organización, consciente que todo el status quo existente en torno al torneo radica, en gran parte, en un complicado entramado de variables y factores en el que todo está íntimamente relacionado.

Así, la organización ha decidido, otro año más, volver a incrementar los premios a repartir entre los participantes de la presente edición tal y como ocurriera en los últimos años, por lo que se pasará de los 26,5 millones de dólares que entregó en la edición del año 2014 a los algo casi 32,3 millones de dólares que entregará en la presente, es decir, 5,8 millones de dólares más en premios que en 2014. Su CEO, Craig Tiley, motiva la decisión en su permamente compromiso con los jugadores de mejorar el salario y las condiciones de vida en su participación en el torneo australiano.

Gracias a ello, como decíamos anteriormente (y unido a que es el primer gran torneo de la temporada) la presencia de las grandes figuras del circuito tanto masculino como femenino está prácticamente asegurada, lo que supone un importantísimo valor añadido al propio torneo que ve cómo sirve de reclamo para la incorporación, cada vez mayor, de marcas y firmas comerciales al patrocinio del mismo que dan sustento y viabilidad al proyecto futuro de una de las competiciones dentro del tenis más importantes del mundo.