El metro de Londres también juega en los próximos Juegos Olímpicos

0

A poco más de tres meses y medio para el inicio de los próximos Juegos Olímpicos de Londres, todo en la ciudad británica son carreras, nervios y negociaciones para cerrar los preparativos que conviertan a los Juegos londinenses en los mejores de la historia hasta ahora.
Por tal motivo, uno de los puntos preocupantes a las autoridades británicas y al Comité Organizador son los medios de transportes. Y uno de los temas candentes dentro de estos medios es el conflicto que afecta a los trabajadores del metro de Londres con la patronal. Ante la necesidad de flexibilizar y alargar su jornada de trabajo durante los próximos Juegos para dar el mejor y más completo servicio a los visitantes, los sindicatos que representan a dichos trabajadores recibieron una oferta por parte de la empresa de un incremento de aproximadamente 120 euros por trabajador para acceder a esas “nuevas y coyunturales” condiciones de trabajo: flexibilidad horaria, disponibilidad absoluta, horas extras, etc… El acuerdo, que afectaría a trabajadores y operarios de varios sectores, como son el de la limpieza, controladores y expendedores entre otros, fue calificado de irrisorio y humillante por parte de los representantes de los trabajadores, que denegaron la oferta haciendo ver que su postura de no hacer más que lo que sus contratos laborales estipulan no era un simple farol frente a la compañía. Así las cosas, ésta no ha tenido más remedio que mejorar su oferta y contraatacar con una paga extra por trabajador que rondaría los 1000 euros por el tiempo que duren los Juegos.

Ante esta segunda oferta, los sindicatos, que requerían una horquilla de entre 600 y 2500 euros, están llevando a cabo un estudio pormenorizado de la misma y un sondeo entre los trabajadores para conocer su postura.

El tema del transporte es uno de los asuntos que más preocupan a las autoridades británicas por las especiales condiciones de la propia isla, temiendo verse desbordados ante el más que probable aluvión de visitantes que recibirán las islas durante los Juegos Olímpicos.