El marketing lleva el “nudismo” al ciclismo

0
  • Un equipo femenino de ciclismo, de nacionalidad colombiana, es noticia estos días por su peculiar maillot
  • Entre críticas y polémica, el conjunto ha conseguido su objetivo, que es llamar la atención de los medios y patrocinadores

Si alguien duda de la fuerza del marketing dentro de la industria del deporte como verdadero músculo que mueve la misma, quizás sea conveniente repasar la última medida puesta en marcha por un equipo ciclista colombiano que ha llamado poderosamente la atención y se ha convertido en noticia en medios de comunicación y redes sociales durante los últimos días.

Un maillot “muy especial”

Horrible”, “Ofensivo“, “Atrevido” o “Inmoral“. Esos son algunos de los calificativos que se han vertido sobre la nueva indumentaria del equipo ciclista femenino Bogotá Humana, un maillot en el que los colores amarillo, rojo y blanco se parten en la zona de la cintura y los muslos por una franja de color piel que simula que las ciclistas llevan esa zona completamente desnuda.

El efecto pudo verse in situ en la participación que tuvo el equipo de seis corredoras en el Giro de la Toscana, en Italia, donde causó un enorme revuelo mediático entre los asistentes. Pero también en los patrocinadores propios de la entidad, muchos de los cuáles no conocían el diseño en sí del mismo. Su participación es parte de la preparación para el próximo Mundial en Ruta de Ponferrada que se celebrará el próximo mes de Noviembre.

Reclamo para los sponsors

El equipo cuenta con el respaldo de la Federación Colombiana de Fútbol y tiene, entre sus principales auspiciadores, a la Universidad de San Mateo y a una compañía de vitaminas. Pero, lejos de los posible prejuicios que acerca del diseño se pudieran sacar como conclusión principal, la reflexión desde el punto de vista del marketing deportivo lleva a plantearse una interesante cuestión.

La realidad es que el equipo femenino colombiano ha estado presente en los medios durante todo el fin de semana con su peculiar maillot. Y esto servirá de reclamo para más de un patrocinador que, lejos de dichos prejuicios, sopesará el unirse a un equipo que sabe que allá donde participe con dicho maillot va a acaparar las miradas y portadas en medios de comunicación y en las redes sociales, lo que se traduce en una exposición más que interesante para el resto de patrocinadores que acompañan al equipo.

Las últimas noticias, y dada la polémica generada, hablan de un intento desde la Federación Colombiana de rebajar el tono del diseño y no volver a lucirlo. Sin embargo, el equipo ya ha conseguido lo que buscaba: repercusión. Y a buen seguro que muchos patrocinadores estarán interesados en incorporarse a un equipo que allá donde participe a partir de ahora, y al menos durante los próximos meses, será objeto de los focos mediáticos.