El March Madness ya tiene ganador: Nike

0

A pesar de que aún quedan algunos días para la celebración del conocidísimo March Madness, el marzo loco del baloncesto universitario estadounidense, ya conocemos quién ganará el prestigioso torneo de este año. Y no, no nos referimos a ninguna universidad.

El March Madness es el acontecimiento más importante dentro del baloncesto universitario,
donde compiten por el trono 68 equipos de otras tantas universidades. Pero además de eso, es
uno de los eventos deportivos más seguidos de todo el país, que va camino de
romper records en términos de marketing deportivo y de ingresos
generados por dichos conceptos. Tal es así que en los últimos 10 años, la inversión en publicidad generada por los patrocinadores ha alcanzado más de 5.000 millones de dólares.

Y en este escenario, donde esos 68 equipos competirán por mostrar sus mejores galas, ya podemos hablar de un claro vencedor, al menos desde el punto de vista del marketing deportivo: la multinacional norteamericana Nike.

Si la pasada temporada hasta el 76% de los equipos universitarios que compitieron estaban equipados por Nike o por su filial Jordan, en esta edición nuevamente la supremacía de la marca del swoosh, junto con Jordan, es más que plausible, aunque con un menor dominio en comparación con la edición de 2013.

Así, hasta 43 equipos que participarán este año están siendo equipados por la multinacional Nike, mientras que otros 2 lo son por la filial de Nike, la firma Jordan. Frente a estos apabullantes datos, la marca alemana adidas sólo puede contestar a los norteamericanos con 18 equipos, mientras que Russell Athletic se hace con 3 universidades y Under Amour se queda con otras dos. En total, cinco marcas que se reparten el mercado del patrocinio deportivo de las universidades participantes y donde Nike y Jordan se hacen hasta con el 66% del pastel.

La universidad que tiene su contrato más lucrativo es Michigan, que recibe 2,2 millones de dólares de adidas además de casi otros 4 millones de dólares en efectivo, es decir, casi tres veces más de lo que recibe Florida con su contrato con Nike.

El deporte universitario es un pastel al que las firmas de ropa deportiva hace tiempo quieren sacar el máximo rendimiento, convirtiéndolo en el nuevo campo de batalla de las dos grandes firmas de ropa deportiva, adidas y Nike, y al que poco a poco van llegando nuevas firmas al calor de la llamada del negocio existente en las universidades.