El Manchester United se sale con la suya y obtendrá 300 millones de libras de Nike

0

No sabemos muy bien si la pérdida ya confirmada de la Juventus de Turin como equipo Nike en Italia habrá tenido mucho que ver o no en la decisión final de Nike, pero lo que seguro es cierto es que la sóla idea de perder a otro icónico club de la marca esta vez en la Premier League ha motivado que la firma norteamericana haya dado su brazo a torcer y haya accedido a las exigencias, sobre todo económicas, que imponía el Manchester United para renovar con la firma de Oregon.

Los acontecimientos acaecidos dentro del mundo del patrocinio deportivo y la sponsorización técnica en los últimos años ha deparado un escenario en el que las marcas principales, Nike y adidas, tienen mucho que perder y poco que ganar ante las exigencias de los clubes si quieren retener a los mismos en su portfolio, ante la amenaza de la llegada de nuevas firmas que amenacen la supremacía de ambas en este sector.

Por tal motivo, y ciñéndonos al escenario británico, la llegada de Warrior al Liverpool o de Puma al Arsenal, con ingentes cantidades de dinero, ha dado argumentos de peso a clubes como el Manchester United para exigir a su actual patrocinador técnico, Nike, unas condiciones en el nuevo contrato a firmar si querían continuar siendo la marca oficial del club en este sentido.

Así, tal y como os hemos venido informando puntualmente en MD, el Manchester United ha venido exigiendo, con la fuerza que le da el conocer que existen marcas en el mercado dispuestas a cumplir con las peticiones marcadas por el club, unas condiciones que consideraba más que justas para un club como los Diablos Rojos, aun cuando en Nike las consideraran poco menos que leoninas.

Sin embargo, los últimos giros del mercado de la sponsorización técnica en el fútbol euroepo han propiciado que, finalmente, Nike se avenga a las exigencias interpuestas por el United y en las próximas semanas se anuncie la firma del nuevo contrato que vinculará a ambas entidades a partir de ahora y que supondrá la extensión del acuerdo existente en la actualidad y que expira a finales de la temporada 2014/2015, tal y como informa The Sun.

De este modo, Nike estaría dispuesto a firmar un nuevo contrato de cinco años de duración con el Manchester United valorado en 300 millones de libras, algo más de 350 millones de euros, o lo que es lo mismo, 70 millones de euros anuales, lo que supondría un auténtico record en el mercado de la sponsorización técnica de entidades deportivas a nivel mundial, o dicho de otro modo, el doble de lo que actualmente percibe de la entidad norteamericana.

Además, otros 15 millones de libras, casi 18 millones de euros, se embolsará al año el Manchester por su participación en la venta de camisetas Nike del club, lo que elevaría la cifra total del contrato finalmente hasta los 450 millones de euros durante la vigencia del contrato, esto es, 370 millones de libras. No debemos olvidar que Nike vende al año alrededor de 1.500.000 camisetas.

Nike ha estado ligada al Manchester United durante 13 años. La relación se amplía si tenemos en cuenta que la hasta hace poco filial de la firma norteamericana, Umbro, equipó al club inglés en dos periodos, desde 1945 a 1975 y nuevamente desde 1992 hasta 2002.

Con este paso, Nike consigue cerrar el círculo en torno a los patrocinadores de su camiseta: así, a comienzos de la próxima temporada entrará en vigor su firma con el gigante automovilístico Chevrolet, con un valor de 357 millones de libras (420 millones de euros) y que se extenderá hasta el año 2021 para sustituir a AON como principal sponsor en la camiseta. Ahora, ese acuerdo junto con el que se anunciará en breve con Nike, motivará que la camiseta del Manchester sea capaz de generar unos ingresos que rondarán los mil millones de euros hasta el año 2021. Simplemente, impresionante.