El Manchester United rompe sorpresivamente con la compañía DHL

0

Cuando en agosto de 2011 el Manchester United y la compañía de logística DHL firmaron el acuerdo de renovación, durante otros cuatro años más, de una relación que había iniciado años atrás, pocos pensaban que tan sólo un año después los acontecimientos iban a dar el giro que han presentado.

DHL es una compañía logística que lleva varios años al lado del Manchester United. El año pasado, en agosto, la compañía y el club decidieron ir un paso más allá y firmaron un nuevo acuerdo que prolongaba el anterior durante cuatro años más con dos aspectos claves. Por un lado, el nuevo rol de la compañía dentro del club. Se iba a convertir, en virtud de ese nuevo contrato, en sponsor oficial de toda la ropa de entrenamiento del conjunto inglés. Así, su publicidad aparecería impresa en los uniformes de entrenamiento del cuadro británico. Por otro lado, el montante final de la operación, 40 millones de libras, a razón de 10 millones anuales, lo que suponía ingresar por el patrocinio de su ropa de entrenamiento más que lo que ingresan la mayoría del resto de clubes de la Premier por el patrocinio de su camiseta principal.

Sin embargo, los hechos han dado un giro inesperado y el club y la compañía se encuentran enfrascados en serias negociaciones que darían, en último lugar, con la ruptura unilateral del contrato por parte del club. El conjunto de Ferguson argumenta la decisión tomada en la intención de hallar más ingresos en el mercado por ese concepto, cosa que sorprende a muchos sobre todo después de lo expuesto anteriormente respecto a la cuantía que percibe por dicho concepto. La ruptura se haría oficial al término de la presente campaña.

Muchos consideran que detrás de estos movimientos está el mega contrato que el conjunto británico ha firmado recientemente con la firma Chevrolet y que le llevará, a partir de la temporada 2014, a sustituir a Aon en sus camisetas. No hay que olvidar que recientemente el conjunto de Manchester ha firmado un estratosférico acuerdo con General Motors, grupo al que pertenece Chevrolet, que le permitirá ingresar en concepto de patrocinio la friolera de más de 500 millones de dólares para un contrato de siete años de duración.

En el entorno se cuenta que Chevrolet querría llegar ya a estar más presente en el club y que a lo mejor, con la excusa de no esperar hasta 2014 para darse mayor visibilidad, ha considerado los kits de entrenamiento la vía ideal para ello.

Y todos los pasos dados por el club parecen que van en ese sentido. Así, el propio club anunció a comienzos de esta semana que ahora acaba la apertura de una nueva oficina comercial en la costa este de los Estados Unidos, medida encuadrada dentro de los planes de expansión del club y donde la llegada de Chevrolet ha tenido mucho que ver, incidiendo en una mayor presencia del conjunto británico en territorio norteamericano.

En DHL no dejan de salir de su asombro, sobre todo después del esfuerzo que tuvieron que realizar el año pasado para llegar a las prestaciones solicitadas por el cuadro británico. Y aunque ambas partes pretenden salir de manera amigable del asunto, desde la compañía afectada afirman que defenderán que dicha ruptura no sea lesiva para sus intereses y derechos en base a los acuerdos firmados. Lo larga o corta que sea la ‘batalla’ legal en la que se enfrascarán ambas partes sólo el tiempo lo dirá.