¿Está preparando el United el regreso de CR7 vía Chevrolet?

0

Lo que parecía algo menos que una utopía, sobre todo para los aficionados a los ‘diablos rojos‘ está cada vez más cerca de hacerse realidad, según informa el diario británico Daily Star. Estamos hablando del regreso de Cristiano Ronaldo al conjunto de Manchester una vez acabada la presente temporada.

Y aunque es más que probable que no sea más que una estrategia comercial para vender más periódicos aprovechando la proximidad del partido de vuelta de octavos de final de la Champions League que enfrentará en Old Trafford al Manchester United con el Real Madrid, los parámetros en los que se fundamentan en el diario es una posibilidad más que viable si tenemos en cuenta una serie de circunstancias que más que una hipótesis, son una realidad.

Para analizar la situación, sería conveniente tener en cuenta una serie de hechos que no deben pasarnos por alto. El crack portugués del Real Madrid llega al conjunto blanco en el año 2009 después de que el cuadro que preside Florentino Pérez abonara al conjunto de Manchester casi 100 millones de euros en una cifra que difícilmente podrá conseguir por su venta dado el reajuste que toda la economía mundial, y por ende el fútbol, ha sufrido en los últimos años. Su ficha, que supera los 13 millones de euros anuales, le une al conjunto blanco en un contrato galáctico que terminará en el año 2015. A cambio, el Real Madrid, como en todas sus estrellas, se hace con un porcentaje elevado de los ingresos que obtiene el jugador por derechos de imagen.

Todos estos datos suponían, y hablamos en pasado, hasta ahora un excelente muro de contención ante cualquier intento de otro club por hacerse con los servicios del jugador luso. Sin embargo, la situación ha cambiado. Y bastante.

No hace mucho nos hacíamos eco en MD de las posibles causas de la tristeza que el propio CR7 se apresuraba a propagar a los cuatro vientos vivía en el Real Madrid. Una de estas causas no era más que el conflicto de sus derechos de imagen. El crack luso veía en la cesión de los mismos al Real Madrid una auténtica vía de agua en sus intereses económicos. De hecho, el motivo de esta tristeza, como ya comentamos en su día, no era más que la necesidad de renegociar su contrato para conseguir hacerse con la totalidad de dichos derechos de imagen, o al menos, en un mayor porcentaje que el que tiene actualmente.

Esa posición ya fue un importante estímulo para algunos clubes interesados en su contratación. Y uno de estos clubes, es el Manchester United. En el conjunto de Alex Ferguson son conscientes que, partiendo de esta base, si existe alguna oportunidad por hacerse con los servicios del jugador, esa se presenta justo ahora. A la tristeza del jugador en el Real Madrid, manifestada por él mismo, se unen otras circunstancias favorables para emprender la misión de devolverlo a Manchester: la primera, la más que probable salida del entrenador del Real Madrid, el portugués Mourinho, al que muchos consideran que ha agotado su etapa en el conjunto blanco, un pilar importante en el que se apoya el crack luso a pesar de las últimas diferencias que han mostrado últimamente. La segunda, el hecho de que la autocorrección del mercado implica que se pueda hacer un intento por la compra del jugador sin tener que realizar el desembolso que el Real Madrid hizo por él, 94 millones de euros, puesto que hasta en la propia entidad blanca son conscientes de que si el jugador se empeña en irse del conjunto de Chamartín, jamás podrán solicitar esa cifra por la nueva situación de crisis del mercado.

Aún así, el Manchester United se encuentra en un escollo difícil de superar. Los propios dirigentes del Manchester, con Ferguson a la cabeza, son conscientes que, para comenzar a hablar con el conjunto madridista, el Manchester debería comenzar poniendo sobre la mesa una cifra nunca inferior a los 65 millones de euros, cuantía que estiman suficiente como para que Florentino Pérez se sentara al menos a escuchar la oferta por CR7. La pregunta ahora sería, ¿de dónde sacaría el Manchester United esa cantidad?

Aparte del enorme desembolso que supone afrontar la misma, el cuadro inglés se enfrenta además al cumplimiento de las normas de juego limpio financiero de la UEFA, que impedirían hacer un desembolso de tal calibre además de sumarle, posteriormente, la ficha que cobraría el jugador durante sus hipotéticos años en el Manchester.

Sin embargo, el cuadro inglés parece haber encontrado la vía para poder solventar este obstáculo. Así, el conjunto que dirige Alex Ferguson haría frente a una ficha que estuviera dentro de los parámetros que respete las normas de juego limpio que impone la UEFA. ¿Y el resto? ¿De dónde saldría? Puesto que ni qué decir tiene que el jugador no va a volver perdiendo dinero. El Manchester ha estudiado y diseñado una estrategia en la que, según el Daily Star, estarían involucrados dos de sus principales patrocinadores, las firmas Chevrolet y Aon. A pesar de que Chevrolet no entraría de manera definitiva en el Manchester hasta el año 2014, en la casa automovilística estarían más que de acuerdo en ser ellos los que afrontaran una parte de la ficha del jugador, que abonarían al mismo en concepto de nuevo embajador de la marca a nivel mundial, dinero que iría íntegramente al jugador puesto que recuperaría al 100% la propiedad de sus derechos de imagen. Y por si fuera necesario, el Manchester ha entablado conversaciones con otra firma, Aon, a la que involucraría en el ‘negocio‘ en caso de llevarse finalmente a cabo.

Siempre que se cierre el acuerdo entre el club y estos patrocinadores, las cifras cuadrarían. Y sería factible ver la vuelta del jugador luso al Manchester United. Y sí, puede que tan sólo sea un artículo más para vender periódicos dada la cercanía de la vuelta de octavos de final de la Champions League, pero no debemos dejar de reconocer que la estrategia expuesta es más que viable y bien pudiera ser una realidad. Todo está por decidir y en el Real Madrid saben de estas circunstancias. De hecho, en el conjunto blanco se han marcado como prioritario la renovación del portugués, estando dispuesto a renegociar incluso el tema de la propiedad de los derechos de imagen del jugador luso. Sólo el tiempo dirá.

Y mientras llega el encuentro entre Manchester United y el Real Madrid, siempre estará en el aire su vuelta al club que le vio crecer como futbolista. ¿Posibilidad real o estrategia de marketing de un periódico?