El Manchester United acusa en su cuenta de resultados su pronta eliminación de la Champions League 2011-2012

0

Ahora que recién ha comenzado la presente edición de la Champions League, temporada 2012-2013, y coincidiendo con el balance de resultados presentado por el club británico del Manchester United, podemos hacernos una idea de cuán importante es para los grandes clubes europeos una participación exitosa en la mayor competición de clubes de toda Europa.

Así, podemos llegar a la conclusión casi sin equivocarnos que en clubes del prestigio del Bayern de Munich, FC Barcelona, Real Madrid, Milán, Chelsea o el propio Manchester United, una temprana eliminación en el torneo más prestigioso que a nivel de club organiza la UEFA, repercutirá, ineludiblemente y de manera negativa, en las cuentas a presentar por el citado club de esa temporada.

Así, en el caso concreto de las cuentas presentadas por el conjunto de Manchester, nos encontramos con que su temprana eliminación de la Champions de la temporada pasada (cayó eliminado en octavos de final ante el débil conjunto del Basilea) condicionó y mucho, su cuenta de resultados final de dicho ejercicio, presentando una caída que superó el 3% de los ingresos, unos 320 millones de libras, en el ejercicio finalizado el pasado 30 de junio.

De este modo, y aunque el gigante de la Premier League expuso el martes unas cuentas en las que sus ganancias netas aumentaron algo más de 23 millones de euros, casi un 80% más, hay que tener en cuenta que dichas cifras fueron “infladas” de manera artificial al conseguir un crédito fiscal que rondaba los 28 millones de libras. De este modo, sus incrementos en los ingresos comerciales se vieron fuertemente contrarrestados por la pérdida de ganancias procedentes de la pronta eliminación de la Champions.

Sin embargo, la incorporación de nuevos sponsors a nivel global y nacional, el incremento de nuevos ingresos procedentes de nuevos medios de comunicación e ingresos procedentes vía dispositivos móviles elevaron sus ganancias que, hubieran sido indiscutiblemente mayores de no haber tenido como lastre la caída procedente de los derechos de emisión por su rápida eliminación en la Champions. No tenemos que olvidar que esta eliminación provocó que el Manchester disputara hasta 4 partidos menos en Old Trafford en comparación con la temporada anterior, lo que motivó una caída de ingresos de casi 100 millones de libras.

Estos datos no hacen más que corroborar la importancia que tiene una competición del calibre d ela Champions League en los grandes clubes europeos, y no estamos hablando exclusivamente de importancia a nivel deportivo. Una actuación que, en estos equipos, ronda el fracaso, se traducirá rápida y proporcionalmente en la economía del club en un descenso en sus ingresos procedentes de los muy diversos y cuantíosos conceptos que de la participación en esta competición se derivan. Ante estos datos, seguro que más de un gran club de Europa habrá tomado buena nota y habrá cruzado los dedos con el fin de que, la sorpresa del año pasado, que fue la pronta eliminación del conjunto inglés, no convierta en protagonista en este año a su equipo.