El inoportuno “traspié” de adidas que explota la marca Nike

0

La guerra que mantienen las dos gigantes de la ropa deportiva a nivel mundial, la norteamericana Nike y la alemana adidas, no deja ningún resquicio para el respiro, y aprovecha cualquier error, por mínimo que sea, del rival, para asestar un duro golpe a la estabilidad de su contrario.

El último capítulo dentro de este particular libro lo ha escrito precisamente uno de los principales embajadores de la multinacional alemana adidas, que sin quererlo, ha dejado en bandeja de plata un nuevo golpe de gracia asestado por Nike en la guerra del marketing deportivo que liberan entre ambas firmas.

Para ponernos en situación, debemos remontarnos al decisivo encuentro que disputaron hace un par de semanas el Chelsea y el Liverpool en Anfield. En aquellos momentos, el Liverpool comandaba la Premier League y un triunfo ante los de Mourinho hubiera puesto a los de Anfield a un paso de conseguir el título. Todas las apuestas apuntaban a ello y, sin embargo, todo se torció para que el conjunto de Liverpool acabara perdiendo el encuentro en lo que los expertos han considerado un tropiezo crucial para allanar el camino al City, a la postre, campeón final de la Premier League.

Como decimos, el Chelsea se impuso fuera de casa por 0-2, un resultado al que contribuyeron los nervios y los errores impropios de los jugadores del Liverpool, unos errores que no habían sido mostrados durante toda la temporada salvo en ese fatídico día.

Pero, por encima de todo, el encuentro se comenzó a decantar a favor de los pupilos de José Mourinho por un error de uno de los pilares del Liverpool, Steve Gerrard, que resbaló cuando tenía la pelota en el medio del campo siendo el último defensor entre el atacante del Chelsea Demba Ba y la portería red justo al término del primer tiempo, un duro golpe del que no lograría reponerse el conjunto de Anfield.

El hecho en sí tuvo, además, otra importante trascendencia, esta vez, dentro del apartado del marketing deportivo. Justo unos días antes, el propio Gerrard había protagonizado una campaña con la marca de la que es embajador, adidas, para presentar sus nuevas botas, unas botas que utilizó en dicho encuentro y con las que sufrió la caída.

Esto ha motivado que comience a circular por las redes un video, (realizado por un usuario de youtube) que si lo hubiera producido Nike a nadie le habría sorprendido pero que está realizado por un aficionado incondicional de la firma norteamericana donde muestra por qué es mejor Nike como marca de botas que adidas, dejando entrever que, cuando hay que arriesgarlo todo (Risk everything, precisamente el slogan de la última campaña), lo mejor es apostar por los norteamericanos.

Una muestra más, tan sólo un pequeño botón, de cómo en esta batalla que libran las dos firmas, el más mínimo y azaroso detalle puede ser utilizado por la marca rival para sacar provecho mediático de él.