El histórico Parma pasará a manos rusas

0
  • El Parma será el próximo club italiano que pasará a manos extranjeras para tratar de solucionar sus graves problemas financieros
  • Un consorcio ruso-chipriota se hará con la propiedad del club, acuerdo que será anunciado en los próximos días

La pérdida de identidad que desde hace ya algún tiempo padecen los clubes en todo el mundo con la llegada de multimillonarios rusos, árabes y asiáticos para hacerse ha llegado a uno de los clubes históricos del fútbol italiano, cuyos propietarios, agobiado por las deudas, no han visto más salida a su precaria situación que la de vender el club a nuevos propietarios procedentes de dichas latitudes.

El Parma pasará a manos rusas

La preocupante situación que atraviesa uno de los clubes históricos de la liga italiana, el Parma, no sólo a nivel deportivo, donde ocupa la última posición de la liga después de 12 derrotas en 14 encuentros, sino a nivel institucional y, sobre todo, económico, parecen haber encontrado solución en la venta que en los próximos días se va a oficilizar de la entidad.

El acuerdo alcanzado por los actuales propietarios supondrá el pase de la titularidad de la entidad a un consorcio ruso-chipriota que vendría a abonar las deudas principales del club, que se estiman entorno a los 10 millones de euros, que le han obligado a no poder asumir las fichas de los jugadores desde hace tiempo, lo que le ha provocado a su vez sanciones tanto deportivas como económicas. 

Siguiendo los pasos de la Roma

De este modo, el cuadro italiano sigue los pasos de la última entidad transalpina en caer en manos del dinero extranjero como solución a sus problemas económicos. La AS Roma pasó a manos norteamericanas tras la llegada al club de James Pallota, cuya llegada ha provocado importantes cambios en todos los sectores del club, entre ellos, la llegada de un importante sponsor técnico como es Nike.

No es la única. Hace ahora algo más de un año, otra importante entidad del fútbol italiano, el Inter de Milan, fue vendido por su hasta entonces dueño, Massimo Moratti, a un grupo de empresarios indonesios a cambio de una cifra no confirmada que rondaría los 300 millones de euros. Más recientemente, en abril de este mismo año, Silvio Berlusconi y su entorno rechazaron hasta 500 millones de euros procedentes del ahora dueño del Valencia, Peter Lim. Ese rechazo estaría fundamentado en las negociaciones que la familia Berlusconi estaría manteniendo con Zong Quinghou, el segundo hombre más rico de toda China, que estaría
negociando  la adquisición total del AC Milan.