El GP de Europa de F1 de Valencia, en peligro

0

El Gran Premio de Europa de F1 que se celebra en Valencia tiene serios problemas de financiación. Así, en una noticia que publica hoy el diario digital valenciaplaza, se recoge como dicho premio, a día de hoy, a pocos meses de comenzar el campeonato de F1 2012, sigue sin patrocinio ni equipo organizador.

Todo nace en Diciembre de 2011. Por aquel entonces, la portavoz de la Generalitat Valenciana anunciaba que la propia Generalitat asumiría la organización del GP, lo que implicaba hacerse cargo no sólo de su organización si no también de la deuda que la anterior empresa gestora, Valmor Sports, había dejado: nada más y nada menos que casi 20 millones de euros. Y asumiría estas funciones a la par que se ponía en marcha para encontrar una nueva empresa encargada de la gestión del premio.

Según valenciaplaza, en aquel momento se decidió que la persona ideal para dar la vuelta a una situación económicamente desastrosa era Adrián Campos, que asumiría la organización no sólo de esta prueba, si no también la gestión del circuito Ricardo Tormo, y entre cuyos objetivos primordiales estaban los de frenar la enorme sangría económica que suponía la realización de la prueba en una primera instancia, y posteriormente, en convertirla en rentable económicamente.

Sin embargo, un mes después de su nombramiento, la situación no solo no se ha aclarado si no que se ha enturbiado aún más. Los intentos por encontrar otra empresa que se haga cargo de la gestión del GP han resultado hasta la fecha infructuosos, y la alternativa de tratar de renegociar con el jefe de la F1 Bernie Ecclestone las condiciones del acuerdo firmado para su celebración han sido vanas. A esto hay que añadirle un ínfimo interés por parte de los aficionados, a poco más de cinco meses vista de la celebración, en el GP vistas el ínfimo número de entradas vendidas hasta la fecha.

Por todo ello, la situación es a día de hoy harto más que complicada, con una organización que centra sus esfuerzos ahora mismo en encontrar a alguien que lo gestione que en la propia organización del mismo, y con un interés decreciente por el mismo por parte de los aficionados, así como una deuda que deberá asumir la nueva gestora que frena todos los posibles atractivos que la gestión y organización de un evento como este pudiera tener para alguna compañía interesada. A poco más de cinco meses de su celebración, la realidad del GP de Europa de F1 de Valencia es que ni se conoce quién lo organizará ni se conoce su patrocinador. Muchas dudas en el horizonte para un gran premio.