El gobierno turco no subvencionará la posible vuelta de Turquía a la F1

0

Varapalo y jarro de agua fría el que se han llevado los organizadores del posible retorno de Turquía a la Fórmula Uno ya a partir de la próxima temporada.

Como bien recordaréis, hace tan sólo un par de días hablábamos de la puerta que había abierto la FIA para contar, en la temporada 2013, con un nuevo Gran Premio en Europa además de los ya confirmados. Las bajas en el calendario europeo de circuitos como Valencia y el retraso a la vuelta a la Fórmula Uno del Gran Premio a celebrar en New Jersey por problemas para encontrar financiación, retraso que se demorará hasta el año 2014, propició que la FIA adelantara el Gran Premio de Alemania a primeros de Julio para dejar una nueva fecha para un potencial nuevo Gran Premio en territorio europeo.

De este modo, el Gran Premio de Alemania se disputará el 07 de Julio en lugar del día 14 de Julio, lo que dejaría un margen de dos semanas para la disputa de un nuevo Gran Premio en suelo europeo el 21 de Julio. En este nuevo escenario, potenciales organizadores vieron el ansiado retorno al calendario de la Fórmula Uno mucho más cerca. En un primer momento, se descartaron las aspiraciones francesas, toda vez que el que podría ser el Gran Premio de Francia en una vuelta al calendario de la Fórmula Uno de un Gran Premio en suelo galo se descartó casi por completo después de unas esperanzadoras rondas de conversaciones hace unos meses que vaticinaban su vuelta bien en el circuito de Magny Cours o bien en el de Le Castellet. Sin embargo, esas conversaciones parece ser que han caído en el olvido, descartando casi por completo las aspiraciones galas.

Quedaban por lo tanto otras dos aspirantes: Turquía, con un circuito que está considerado como de los mejores de Europa, el Istanbul Park, que acogió Grandes Premios desde el año 2007 hasta el año 2011, y Austria, con su circuito A1 Ring, que ya
acogió una carrrera de Fórmula Uno en el año 2003 y que ha sido
convenientemente remodelado bajo la propiedad del propietario de Red
Bull, Helmut Marko, cuya escudería ostenta actualmente el campeonato de
pilotos y el de constructores, lo que da una idea de la enorme fuerza
que podría tener esta posible oferta austríaca dentro de la FIA.

Todo hacía indicar que Turquía llevaba la delantera, toda vez que el propio Ecclestone se desplazó hace unas semanas a suelo turco para, según él mismo, ver y estudiar la viabilidad del proyecto. Recordemos que Turquía abandonó el calendario de la Fórmula Uno debido a las enormes dificultades que encontraba para hacer rentable la organización del Gran Premio, con una asistencia de espectadores ‘ridícula’ para este tipo de eventos que provocaba que el mismo fuera poco atractivo para patrocinadores y sponsors, lo que motivó finalmente su desaparición en el año 2011.

Sin embargo, esta posible delantera que los organizadores turcos habían cogido respecto a Austria con la visita de Ecclestone parece haberse quedado en nada. Es más, tras las últimas noticias llegadas desde el propio Gobierno turco, pocos o nadie da algo porque sea Turquía la que ocupe ese nuevo Gran Premio dentro del calendario 2013 de la Fórmula Uno.

Y es que el Ministro de Deportes turco, Suat Kilic, se ha encargado de tranquilizar y apaciguar las enormes expectativas levantadas con la visita de Ecclestone al afirmar que en ningún caso el nuevo Gran Premio de Turquía contaría con el apoyo económico del Gobierno, manifestando que el equipo de gobierno del que forma parte no financiará ni subvencionará la organización de dicho Gran Premio. Las manifestaciones del Ministro vinieron a colación de las realizadas por la Turkish Automobile Sports Federation, TOSFED, que se encargaría de la organización del mismo, que en días atrás afirmó, a través de su presidente, que la organización de este nuevo Gran Premio turco debería contar con la aportación de casi 12 millones de dólares por parte del gobierno turco, algo que el Ministro Kilic se ha encargado de desmentir afirmando que si la TOSFED quiere nuevamente organizar un Gran Premio de Fórmula Uno en Turquía, deberá buscar la financiación necesaria para ello en el sector privado y nunca en el público.

Para zanjar la polémica, Kilic remató el tema: “Nuestro gobierno estuvo aportando casi 14 millones de dólares anuales durante los cinco años en los que Turquía organizó el Gran Premio de Fórmula Uno. A cambio de todo esa enorme inversión y apoyo que realizamos, los ingresos obtenidos fueron todos, absolutamente todos, el 100%, a manos de los organizadores, por lo que el Estado turco no recibió ningún beneficio con la misma, algo que  no volveremos a realizar”.

Malas noticias para los aficionados turcos y buenas para los austríacos que ven, como casi de rebote, y con la enorme influencia de Helmut Marko, presidente de Red Bull, en la Fórmula Uno, como sus aspiraciones cobran de nuevo fuerza para estar presentes en el calendario oficial de la Fórmula Uno del año 2013.

El tiempo dirá.