El Gobierno controlará los fichajes del Barcelona este verano

0
  • El club azulgrana deberá rendir cuentas al Gobierno de todos sus movimientos el próximo verano después de haberse acogido junto a Valencia y Atlético de Madrid entre otros a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo

El próximo periodo estival de fichajes en el fútbol europeo se presenta algo complicado para todos aquellos clubes españoles que nada más declararse el estado de alarma por la crisis del coronavirus decidieron acogerse a la nueva figura dentro del ámbito laboral, un Expediente de Regulación Temporal de Empleo, con el que poder hacer frente a los problemas y tensiones que a nivel económico dicha crisis estaba generando en las entidades. Estos clubes, entre los que se encuentra el FC Barcelona, deberán ahora hacer frente a las consecuencias y derivadas de la adopción de esas medidas.

Fichajes supervisados por el Gobierno

El FC Barcelona deberá hacer frente el próximo verano a una nueva obligación derivada directamente de la adopción de medidas que desde el club azulgrana se tomaron para poder hacer frente a las consecuencias que la crisis del coronavirus estaba generando en la entidad. Así, su solicitud de acogimiento a los llamados Expediente de Regulación Temporal de Empleo, que se mantienen durante todo el estado de alarma para aquellas empresas y entidades que solicitaron adherirse al mismo, va a traerle como consecuencia inmediata su obligación de rendir cuentas al Gobierno español en sus movimientos de fichajes y traspasos del próximo verano, unos movimientos y traspasos que deberán ser aprobados y autorizados por el ejecutivo.

En este sentido, la Ley establece que cualquiera de los clubes acogidos a dichos ERTES quedarán bajo el control y supervisión del Estado en lo referido a sus obligaciones económicas, tanto derechos como obligaciones. Así pues, a la falta de liquidez y de ingresos a la que se viene enfrentando el FC Barcelona en los últimos tiempos se le unirá ahora, además, el control del Estado de los movimientos que realice, un control que será ejercido por los Ministerios de Trabajo y de Hacienda, que se encargarán de estudiar si las operaciones que pretenden hacer los clubes se ajustan a cánones de viabilidad y, sobre todo, si esos clubes pueden permitirse llevar a cabo dichas operaciones.

Preocupación

En la entidad azulgrana se ve con preocupación la nueva situación. Recordemos que el club decidió acogerse a un Expediente de Regulación Temporal de Empleo como consecuencia de la alta de ingresos que propició el parón de la competición, lo que obligó al FC Barcelona a recurrir a las ayudas del Estado para seguir funcionando con algo de normalidad.

El ERTE suscrito por el club abarcaba a todos sus trabajadores además de negociar una reducción salarial con todos los deportistas de las diferentes secciones, recortes que se mantendrán durante todo el estado de alarma. Además del FC Barcelona, otros clubes como Atlético de Madrid, Granada, Espanyol, Sevilla, Osasuna o Alavés, también deberán rendir cuentas al Estado el próximo verano con sus fichajes.