El Everton estrena escudo elegido finalmente por sus aficionados

0

Los más asiduos seguidores de MD habéis seguido desde el principio del desarrollo de una historia que ahora llega a su conclusión final, final feliz por otro lado, para los seguidores del conjunto británico que ven como, de manera definitiva, el poder de decisión acerca del cambio del escudo del club ha recaído finalmente en la afición y no en la nueva propiedad del club.

Para ponernos en antecedentes, muchos recordaréis cuál ha sido el desencadenante que ha llevado a esta situación: los nuevos mandatarios del club inglés, tal y como han hecho otros nuevos propietarios de conjuntos de fútbol europeo, deciden, al poco de llegar a la propiedad del club, cambiar uno de los elementos más importantes y con más tradicción dentro de cualquier club de fútbol: el escudo.

El problema en el caso del Everton viene cuando desde esos nuevos propietarios se presenta un escudo que rompe con el tradicional del conjunto inglés, desapareciendo emblemas importantísimos en la historia del club que se recogían en el escudo y que ahora, con el nuevo diseño, no aparecen por ningún sitio. Ello conlleva que se forme una fuerte oposición a través de las redes sociales donde los aficionados se oponen al mismo y amenazan al club con boicotear la compra de camisetas y demás merchandising del club que llevara el nuevo distintivo. Ante esta situación, el club decide actuar y rectificar por dos motivos: el primero, porque no le interesa tener en contra a una afición que ve con recelo la llegada de los nuevos dirigentes; pero sobre todo, y en segundo lugar, porque esa amenaza de boicot para comprar productos oficiales del club que llevaran el nuevo escudo choca frontalmente con el argumento dado por los dirigentes como motivo fundamental para cambiar el escudo y que no es otro que presentar un emblema mucho más moderno, ajustado a las tendencias de diseño actuales y que fuera, sobre todo, mucho más vendible como marca desde el punto de vista del marketing.

Ante esta situación, como decimos, los nuevos propietarios dan marcha atrás en sus intenciones y deciden que sean los propios aficionados los que elijan, de entre una serie de diseños que facilitan desde el club, cuál será el nuevo emblema de la entidad. Ahora, ya se conoce cuál es el escudo ganador, una elección que se ha llevado más del 78%, unos 13.000 votos, del total de votos recibidos, y que fue presentado en sociedad por el entrenador del club, el español Roberto Martínez.

El nuevo escudo comenzará a utilizarse a partir de la temporada que viene.