El escándalo Armstrong pasa factura a la Fundación Livestrong

0

Casi ha pasado ya un año desde que se desencadenara uno de los mayores escándalos del deporte nortemaericano y mundial: la investigación de la USADA que ponía de manifiesto como el siete veces ganador del Tour de Francia, Lance Armstrong, lo había conseguido ayudándose de sustancias prohibídas, un hecho que provocó la caída en desgracia del ex ciclista y la repulsa de aficionados, profesionales y patrocinadores.

Hoy, como decimos, casi un año después, a parte del propio cliclista, una de las firmas más afectadas por el escándalo de dopaje ha sido la Fundación creada por el tejano para ayudar a la recaudación de fondos para la lucha contra el cáncer: la Fundación Livestrong.

Esta Fundación, poco a poco, y tras irse certificando una a una la realidad de las acusaciones que se le endosaban al ex ciclista, fue desvinculando su imagen de la del corredor, algo que, como veremos, y con la marcha de patrocinadores tan importantes como la nortemaericana Nike, que amparándose en una más que discutible excusa de caída de las ventas ha ido desvinculándose de la Fundación por los posible prejuicios y daños que su unión podría causarle a la imagen de la marca, ha provocado que los números de la organización hayan sufrido un serio varapalo.

Así se desprenden de los propios datos facilitados en sus cuentas anuales por la Fundación Livestrong, en el que se destaca que sus ingresos en el año 2012, año del escándalo, disminuyeron casi un 20% con respecto a los valores obtenidos en el año anterior, el 2011, pasando a los 38 millones de dólares por los 48,8 obtenidos en el año anterior. Desde la Fundación tratan de suavizar este grave descenso, que los especialistas indudablemente achacan al enorme daño que el escándalo Armstrong ha logrado impactar en la Fundación, aduciendo que si consideramos los ingresos obtenidos en especie, la cifra se situaría en una muy cercana a esos 48,8 millones obtenidos en el año 2011.

Otro aspecto a destacar es el hecho que indica que, a pesar que el número de contribuyentes se incrementó, las aportaciones realizadas por los mismos disminuyeron muy sensiblemente. Es decir, colaboran más ciudadanos pero en menor cuantía que en años anteriores, hecho éste que desde Livestrong se quiere desvincular de los efectos del caso Armstrong y acusar más que nada a la crisis económica vivida a nivel internacional.

Sea de un modo u otro, lo cierto es que existe cierta preocupación dentro de la Fundación por comprobar si esta caída no es más que la punta del iceberg propiciada o como consecuencia del caso Armstrong, o las mismas, esas consecuencias, habrán tocado fondo en este año. Evidentemente, la huída como decimos de importantes firmas del rebufo de la Fundación, como es el caso de Nike, no ayudan para nada a la intención de la Fundación de desvincular su imagen de la del fundador

El pasado mes de mayo, la marca de Oregon comunicó a los responsables de la Fundación de su firme decisión de dejar de fabricar los productos de la misma con el logotipo de Nike. Sólo con la venta de pulseras desde el año 2004, Nike logró captar en dicho periodo más de 100 millones de dólares con destino a la Fundación.