El efecto Alonso dispara la marca Indycar en Europa

0
Indycar
Fernando Alonso ha disparado la popularidad de la Indycar en Europa... y en los EEUU
  • La participación del piloto español por primera vez en la historia en la carrera norteamericana ha acercado sobremanera a Europa un evento eminentemente estadounidense

Los americanos son muy suyos. La Indycar es una carrera tan sumamente importante que no necesitan de promoción más allá de las fronteras estadounidenses. Ellos saben que tienen entre manos uno de los eventos dentro del mundo del motor más importantes e interesantes del planeta y tampoco hacen mucho más por tratar de expandir su repercusión allende de sus fronteras toda vez que con la que obtienen dentro de los Estados Unidos es más que suficiente. Pero la participación, por primera vez, de Fernando Alonso en la misma ha supuesto abrir las puertas de par en par a una dimensión en lo que se refiere a publicidad, notoriedad y mediaticidad hasta ahora impensable por los propios responsables norteamericanos de la competición.

Alonso y la Indycar

Cuando hace tan sólo unas semanas uno de los nuevos responsables del equipo McLaren anunciaba que la escudería iba a conceder autorización a Fernando Alonso para disputar la Indycar, muchos dentro del sector se llevaron las manos a la cabeza. No eran capaces de entender como una de las escuderías con más tradición dentro de la Fórmula 1 iba a permitir a su piloto referencia abandonar el campeonato para disputar una carrera que al fin y al cabo no iba a suponer más que una nueva experiencia para el piloto asturiano.

Sin embargo, en McLaren sabían muy bien en todo momento qué es lo que estaban haciendo. Por de pronto, y así se ha demostrado cuando han llegado los primeros entrenamientos de Alonso en la Indycar, se ha pasado de ser el objeto de críticas por su escaso rendimiento junto a Honda en la Fórmula 1 a tener una enorme repercusión y notoriedad gracias a la participación de Alonso en la competición norteamericana, un bálsamo que agradecen y mucho dentro de la escudería, sobre todo en términos de imagen y notoriedad.

La Indycar llega a Europa

Pero no sólo los efectos se pueden observar en la imagen de McLaren. La Indycar, una competición con una enorme tradición y notoriedad en Estados Unidos pero con escasa repercusión en Europa, ha desembarcado en el Viejo Continente con toda su fuerza desde que se conoció que el piloto español participaría en la edición de este año.

Por de pronto, Fernando Alonso fue capaz de congregar a más de 70.000 personas en el circuito tan sólo para ver sus primeros entrenamientos a bordo del bólido que pilotará durante la carrera. Además, la audiencia en Europa de dichos entrenamientos, transmitidos en streaming en muchos países a través de Internet, se disparó, superando los dos millones de espectadores.

Tal es la repercusión, que incluso en los Estados Unidos ya se están dejando notar los efectos del huracán Alonso y su participación en la Indycar. Así, responsables de la competición reconocen abiertamente que la llegada de Alonso a la carrera de este año ha sido la mejor noticia que hubieran podido esperar. De hecho, el ritmo de ventas de entradas, que esperaban “normal” después del año pasado, en el que se disputó la carrera del Centenario de la competición, se ha situado al mismo nivel que el que presentaba a estas alturas dicha carrera del Centenario, un hito histórico que terminó con todas las entradas disponibles, 350.000, según la propia organización.

Y gran parte de culpa la tiene Fernando Alonso, un Fernando Alonso que se ha encargado de disparar la popularidad de la Indycar en Europa pero también en los Estados Unidos.

 

 

Here is a collection of places you can buy bitcoin online right now.