El dueño de los Boston Red Sox desmiente que la franquicia esté en venta

0

El principal dueño de los Boston Red Sox, la franquicia de las Grandes Ligas de Baseball de Boston, John Henry, ha tenido que salir nuevamente a la palestra para desmentir los incesantes rumores que afirman que la franquicia con sede en Boston será la próxima, dentro del deporte norteamericano, en salir a la venta.

El desmentido ha llegado después del presunto interés de la compañía Fenway Sports Group, FSG, también propietaria del Liverpool inglés, que estaría dispuesta a adquirir la franquicia de Boston. Sin embargo, el trío formado por John Henry, Tom Werner y Larry Luchino, ha desmentido en todo momento que se estén ni tan siquiera planteando la posibilidad de poner en marcha el proceso de venta de la franquicia.

Henry y Werner llevan al mando de los Red Sox desde el año 2002, periodo en el que han ganado dos Series Mundiales. Sin embargo, los enormes problemas deportivos y los malos resultados de las últimas campañas, alimentaron los rumores sobre una posible salida a venta de la franquicia. Aún así, la imagen de la franquicia, una de las históricas dentro de las Grandes Ligas, continúa intacta y desde varios medios de comunicación norteamericanos aputan a que ahora es el momento ideal para obtener un importánte rédito con la venta de la misma.

No debemos olvidar que hace tan sólo un año, otra franquicia histórica de las Grandes Ligas, los Dodgers de Los Angeles, batieron el record de ingresos por su venta que jamás haya alcanzado una operación de este tipo dentro del deporte profesional norteamericano, superando la difra de los 2.000 millones de dólares por la misma. Aún así y todo, Henry ha continuado desmintiendo esa supuesta operación toda vez que afirman que el dinero no es problema para ellos: “Tanto Tom como yo hemos tenido la suerte de amansar una gran fortuna a lo largo de los años con nuestros negocios, por lo que aquellos que afirman que el dinero está detrás de este posible interés en la venta, no tienen argumentos para ello”, sentenció.

Tan sólo el tiempo dirá si de verdad no quieren vender la franquicia o están lanzando una cortina de humo mientras preparan una operación de venta exitosa.