El desliz de Suárez que no ha gustado ni al Barça ni a Audi

0
86
  • El internacional uruguayo hace un desplante a la firma automovilística acudiendo a entrenar con un vehículo de una marca rival

No es la primera vez que ocurre dentro del mundo del fútbol. Es más, si alguien se detuviera a realizar un estudio minucioso de las estrellas del mundo del deporte que cumplen a rajatabla la disciplina del club en cuanto a patrocinadores oficiales de la entidad en cuestión, muy probablemente nos llevaríamos más de una sorpresa. La última en este sentido la protagoniza Luis Suárez.

El desliz de Suárez que no ha gustado ni al Barça ni a Audi

Ocurrió hace tan sólo unos días. Luis Suárez, una de las estrellas del FC Barcelona, acudía al entrenamiento oficial de la primera plantilla a bordo de un espectacular vehículo, nada que objetar sino fuera porque el internacional uruguayo lo hacía con un BMW, marca perteneciente al grupo rival del Grupo Volkswagen, en quien está integrada la firma Audi, patrocinador oficial del club azulgrana.

La instantánea la subió a redes sociales el propio futbolista y rápidamente comenzó a llamar la atención entre los aficionados, un hecho que no ha gustado nada ni al FC Barcelona ni evidentemente a la marca que lo patrocina, la alemana Audi, que ha visto como uno de sus más inmediatos rivales acaparaba protagonismo con el uruguayo como protagonista.

 

Precedente Manchester – Chevrolet

No es la primera compañía que ve perjudicada sus intereses en su relación comercial con las grandes entidades deportivas dentro del mundo del fútbol. En el año 2014, recién estrenada la relación contractual entre el Manchester United y la compañía norteamericana Chevrolet, la firma estadounidense tuvo que dar un serio toque de atención a los dirigentes británicos al comprobar como los integrantes de la primera plantilla de los Diablos Rojos acudían a los entrenamientos oficiales del club cada uno en sus coches personales y ni mucho menos en los entregados por Chevrolet.

Aunque pueda parecer un gesto sin importancia, el asunto no es un tema baladí. Las grandes firmas automovilísticas aportan una importante suma de dinero para convertirse en el vehículo oficial de éste o aquél club de fútbol, entregando unidades de sus vehículos a la plantilla en cuestión para que puedan ser exhibidos en sus citas diarias.

La Encuesta del día en Marketing Deportivo MD

Si te ha gustado el artículo síguenos en Twitter @marketingdeport