El cricket inglés paga los platos del acuerdo de adidas con el United

0
El cricket inglés, el primero en pagar los platos del gigantesco acuerdo de adidas con el United
  • El descomunal acuerdo de adidas con el Manchester United podría estar detrás de la decisión de la marca de ir abandonando un deporte como el cricket, con millones de seguidores en suelo británico y cuya relación nació allá por el año 2008

Cuando la multinacional alemana adidas y uno de los clubes británicos más importantes de la Premier y más conocidos del mundo, el Manchester United, anunciaron el inicio de una relación que suponía la salida de la firma norteamericana Nike de Old Trafford, la sorpresa fue la nota predominante dentro del sector. Cuando se dieron a conocer los detalles del mismo, diez años de duración a casi 100 millones de euros anuales, la noticia se transformó en asombro y estupefacción.

Con el transcurrir de los meses, muchos análisis se han llevado a cabo acerca de la nueva relación naciente entre ambas entidades pero quizás la que más interese desde un punto de vista del marketing deportivo sea una fundamentalmente: el ROI que adidas podrá obtener con dicha inversión, o dicho de otro modo: ¿hipoteca adidas su capacidad de actuación dentro del mundo del fútbol en particular y del deporte en general con dicho acuerdo? La respuesta, a tenor del presente artículo, parece ser que sí.

10 años a 94,5 millones de euros anuales

Si ya de por sí la noticia de la llegada de adidas al United cuando todo parecía encaminado tan sólo unos meses antes a la renovación de la entidad británica con la firma norteamericana Nike por una cifra que rondaría muy cerca de los 70 millones de euros al año ya causó estupor y sorpresa, los detalles de la operación comenzaron a plantear serias dudas acerca de qué variables habían posibilitado la llegada de adidas al club y la retirada de Nike de la puja cuando todo parecía a favor de los de Oregon.

Y mientras en la mayoría de medios deportivos generalistas se hacían eco del acuerdo alcanzado, en Marketing Deportivo MD  planteábamos un serio y exhaustivo análisis acerca de las posibles razones que habían llevado a Nike a dar un paso al lado y dejar el camino expedito para que adidas pudiera alcanzar el acuerdo con el United, un camino que podría interpretarse como sencillo, demasiado sencillo quizás, con casi una ausencia total de resitencia de Nike por evitar esta nueva alianz.

La razón, los 10 años a razón de 94,5 millones de euros anuales. Una de las hipótesis que se planteaban en nuestro análisis partía de una premisa: ¿Y si Nike había dejado ese camino libre consciente de que dicho acuerdo hipotecaría la capacidad de reacción de adidas en el sector en el futuro? A pesar de ser considerada como una premisa un tanto atrevida y alarmista para los intereses de adidas, lo cierto es que pocas marcas hoy en día pueden permitirse más de un contrato como el referido. Y en Nike parecieran jugar con esta variable: conscientes de que el acuerdo con el United rompía el mercado de la sponsorización técnica, ¿alguien pondría en duda que clubes de adidas como el Real Madrid o el Bayern de Munich, los dos últimos ganadores de la Champions, no llamarían a la puerta de los alemanes para exigir un trato al menos igual?

El cricket inglés paga los platos de los excesos de adidas con el United

Y sin embargo, y pese a lo aventurado de dicha hipótesis, el tiempo y los hechos comienzan a dar razón y fundamentos a lo que entonces se veía tan sólo como una posibilidad en principio lejos de suceder. Para encontrar respuesta a la misma, debemos dirigirnos a las islas británicas, aunque a un deporte completamente alejado del mundo del fútbol: el cricket.

Originario de Inglaterra, el cricket es uno de los deportes que más expectación genera en los países de la Commonwealth hasta el punto de que en muchos de ellos los jugadores son verdaderas estrellas del mundo del deporte sin nada que envidiar a la popularidad de los futbolistas. En Inglaterra goza, podría llamarse así, de una importante salud hasta el punto de que las firmas comerciales se interesan muy seriamente por el patrocinio dentro de este deporte. Un claro ejemplo, la relación que tiene desde hace ya años la marca alemana adidas con la Federación Inglesa de Cricket.

La citada relación, que puede considerarse como una de las más lóngevas dentro de este deporte, tuvo su inicio allá por el año 2008 uniendo a dos organizaciones que tan sólo tres años después, decidían prolongar la misma hasta el año 2017, una relación que ahora ve como su principal amenaza viene desde un deporte como el fútbol. Así, la marca alemana ha decidido reestructurar su política de inversión para centrarse en los deportes más mediáticos y salir, poco a poco, de aquellos deportes menos populares a nivel mundial. Y uno de ellos es el cricket. Hasta tal punto es así que la marca alemana ha citado a los responsables del cricket británico a una reunión para tratar de revisar los años que les quedan de contrato a la baja, para una vez finalizado, dar por concluída su relación.

Sin embargo, toda esta historia tiene un importante trasfondo: en el mundo del cricket nadie duda que son ellos los primeros que están pagando los excesos de la multinacional alemana con el contrato con el United, unos excesos que han motivado que la compañía deba reestructurar su estrategia y que ha llevado al cricket inglés a comenzar a buscar alternativas ante una posible ruptura del contrato que tienen con los alemanes antes de que concluya el mismo.

De confirmarse este extremo, adidas estaría transmitiendo el mensaje de que, efectivamente, el acuerdo con el United ha hipotecado la capacidad de maniobra del club, un mensaje que no sería bueno traspasara las fronteras de adidas para evitar que sus marcas rivales aprovecharan estos síntomas de debilidad.