El Covid-19 en el Marketing Deportivo

0

La situación de emergencia sanitaria que se vive a nivel mundial como consecuencia del Covid-19 ha afectado a todos los estamentos de la sociedad. Desde el más importante hasta aquel sector que podríamos considerar como ínfimo o carente de relevancia han visto como el nuevo coronavirus ha alterado por completo su normal funcionamiento.

La industria del Marketing Deportivo no iba a ser menos. Y, en este ámbito, las noticias no dejan de sucederse. Quizás en otro sentido, con otro matiz, con otras consecuencias a las que tradicionalmente vivimos en el sector pero igual de relevantes.

Con este escenario hoy desayunamos con la pretensión de adidas de asestar otro importante varapalo a Nike en el fútbol europeo arrebatándole, como viene haciendo en los últimos años, a una de sus más importantes franquicias a nivel internacional. Diera la sensación, probablemente errónea, de que la firma norteamericana asiste impasible a los últimos movimientos de los alemanes en el terreno de la sponsorización técnica a nivel de Clubes. Sea bien por inacción de los estadounidenses o bien por la imposibilidad de los mismos de responder a los ataques alemanes, lo cierto es que la pérdida de protagonismo e importancia en el tablero de ajedrez de esa sponsorización técnica europea va siendo cada vez mayor.

El coronavirus ha venido también a infectar de lleno al Comité Olímpico Internacional, que ante las presiones de los Comités Olímpicos Nacionales, se ha visto en la obligación de posponer los Juegos Olímpicos de Tokyo hasta el año 2021, con las consecuencias económicas que ello supondrá para todos los estamentos (organizaciones, asociaciones y patrocinadores) implicados. Aunque esa presión la iniciaron Canadá y Australia, a nadie escapa que la sentencia del USOC, el comité olímpico norteamericano, de no asistir a Tokyo 2020 ha sido clave en la decisión del COI.

No solo al movimiento olímpico ataca el Covid-19. La UEFA también se ha visto obligada a posponer su Eurocopa 2020, que iba a ser multisede recordemos, hasta el año 2021. Sin embargo, aquí ha contado con la colaboración tanto de la CONMEBOL, que también ha pospuesto su Copa América al año próximo, como de la propia FIFA y su Mundial de Clubes.

Por último, hoy abrimos portada con el gran anhelo de adidas para cuando termine toda esta pesadilla: el llevarse a Messi a la franquicia norteamericana de David Beckham. Los alemanes son conocedores de las tensiones entre el FC Barcelona y el argentino y, con 32 años a la espalda, creen que es el mejor momento para salir de un club patrocinado, recordémoslo, por Nike (con todo lo que ello implica) a una «tierra prometida» llamada MLS donde todo, absolutamente todo, está impregnado de las tres bandas alemanas. Sería un golpe maestro de la firma germana unir a sus dos grandes embajadores (aunque el británico esté retirado desde hace tiempo sigue siendo la gran imagen de adidas a nivel mundial) en un mismo club: uno como dirigente y otro como jugador. La gran pregunta que debe hacerse adidas es si con ello no arriesga demasiado. Llevarse a Messi a un fútbol como el norteamericano implicaría dejar el mercado europeo sin un referente icónico para adidas frente al enorme influjo que sobre dicho mercado, al menos a nivel de embajadores, tiene Nike con Cristiano Ronaldo y Neymar.

En definitiva, el Marketing Deportivo sigue vivo. Muy vivo. Y todo a pesar del coronavirus.