El COI y el USOC ponen en pie de guerra al resto de Comités y Federaciones por el reparto de dinero olímpico alcanzado

0

A poco menos de dos meses para que den comienzo los Juegos Olímpicos de Londres 2012, el Comité Olímpico Internacional ha puesto en pie de guerra a los Comités Olímpicos y Federaciones Nacionales de mundo tras el acuerdo alcanzado con el Comité Olímpico Estadounidense, el USOC, acerca del reparto de los ingresos procedentes de los Juegos.

A lo largo del día de ayer, los más altos dirigentes de ambos organismos, el COI, encabezado por su presidente, el belga Jacques Rogge, y el USOC, representado por su máxima autoridad, Larry Probst, sellaron un nuevo acuerdo que redefine el porcentaje de los ingresos procedentes de los derechos de televisión y de marketing de los Juegos Olímpicos que ingresará, a partir de ahora, el USOC, poniendo fin a un largo conflicto existentes entre ambas entidades y  al que se atribuyó el mal papel de las últimas candidaturas olímpicas presentadas por el país norteamericano.

El origen del conflicto radicaba en los términos del último acuerdo vigente, firmado en su día por representantes del USOC y el presidente del COI en aquellos momentos, el español Juan Antonio Samaranch, en virtud del cual, el USOC se embolsaba el 20 por ciento de los ingresos de marketing del
COI y el 12,75 de lo que pagaba la televisión estadounidense, unas cifras que el USOC pretendía mantener a toda costa ante el enojo del resto de Comités Olímpicos y Federaciones Nacionales, que consideraban abusivos estos porcentajes que en su día se justificaron
porque las cadenas estadounidenses son las que más pagan, la mayoría de
los patrocinadores eran norteamericanos y el gobierno nacional no aporta
fondos al USOC. El enfado viene además motivado por el reconocimiento expreso del propio COI de que este conflicto era uno de los motivos de los desastrosos resultados obtenidos por las candidaturas olímpicas americanas de las últimas fechas por parte del COI, hecho éste que el resto de Comités y Federaciones ven peligroso en lo referente al poder del COI ya que observan que se mueve por criterios de adjudicación no estrictamente deportivos u organizativos.

El tira y afloja entre ambos organismos llegó al punto de que el USOC manifestó que no volvería a presentar candidatura olímpica mientras el conflicto siguiera en pie. Incluso el propio presidente Obama ha tratado de terciar en el asunto. Al final, un acuerdo beneficioso pero exclusivamente para las dos partes, que deja al resto de países enormemente enfadados ante la diferente consideración y trato que el COI dispensa al USOC frente al resto del mundo.

El nuevo acuerdo estará en vigor entre 2020 y 2040 y Estados Unidos
mantendrá sus ingresos, aunque verá reducido al 7% cualquier incremento
en los derechos de televisión y al 10% el del patrocinio. Además, el
USOC aportará al COI quince millones de dólares hasta 2020, y veinte
millones después, para ayudar al sostenimiento de los Juegos.