El COI advierte a Rio por sus retrasos

0

Parece ser que los problemas de fechas a la hora de entregar las instalaciones y recintos que albergarán los eventos deportivos en suelo brasileño que durante los próximos meses-años tendrán lugar en el país sudamericano no son exclusivos de los organizadores del próximo Mundial FIFA que está a punto de celebrarse en apenas unos meses, sino que se pueden hacer igualmente extensibles a la organización de los próximos Juegos Olímpicos de Río del año 2016.

Eso es al menos de lo que se desprende de la última visita realizada por la Comisión de Coordinación del Comité Olímpico Internacional a la ciudad para supervisar el avance de los trabajos a realizar necesarios para una correcta organización y puesta en marcha de la cita olímpica.

Así, la citada Comisión destaca que se han realizado importantes avances desde su última visita en el mes de septiembre del año 2013, pero que ello no es óbice para que sea necesario redoblar los esfuerzos por parte del Comité Organizador para lograr que las obras necesarias para su puesta a punto estén listas justo en las fechas previstas.

A tal efecto, el Comité Olímpico Internacional espera que en la trascendental cita que tendrá lugar el próximo jueves en Brasilia entre las autoridades gubernativas y el Comité Organizador se clarifiquen las responsabilidades de cada una de las partes integrantes del proyecto así como los objetivos a conseguir por cada uno de ellos al objeto de evitar dispersiones considerables en el presupuesto inicial y, sobre todo, retrasos significativos en la entrega del proyecto.

En este sentido, el propio COI alarmó a los responsables del Comité Organizador y de las autoridades responsables respecto a la preocupante situación en la que se encuentran algunos lugares donde se realizarán pruebas deportivas, recintos que ya han sufrido tanto retraso que a día de hoy dejan sin margen de actuación alguno a las autoridades ante cualquier imprevisto que pudiera presentarse, algo que desde el COI ven, desde la experiencia, realmente alarmante sobre todo habida cuenta del tiempo que aún queda para los Juegos y la posibilidad, más quereal, de que esos imprevistos aparezcan en el proyecto antes o después.

El COI espera que en su próxima visita, que tendrá lugar el próximo mes de Septiembre, los retrasos y amenazas de dilacciones que se estima sucederán en la construcción y puesta a punto de determinadas instalaciones y recintos hayan quedado solventados y se pueda mirar con las garantías necesarias y suficientes la recta final de la preparación y puesta en marcha de esas instalaciones de cara a los Juegos Olímpicos de Brasil 2014.