El boxeador Adrián Hernández cambia de apodo por complacer un patrocinador

0

Quizás muchos de vosotros no lo conozcáis pues el boxeo no es uno de los deportes con más tirón mediáticamente hablando si lo comparamos con monstruos como el fútbol, el baloncesto o el football americano. Pero el púgil mexicano Adrián Hernández, es uno de los boxeadores más reconocidos e importantes a nivel mundial. No en vano, es el actual campeón minimosca del Consejo Mundial de Boxeo (CMB).


No obstante, Hernández no es noticia por temas deportivos sino más bien por asuntos extradeportivos, y concretamente, los que conciernen a sus acuerdos con diferentes firmas comerciales. Y es que el asunto es, cuanto menos, destacable.  Adrián Hernández es conocido dentro del mundo del boxeo con el sobrenombre de “El Confesor”, en referencia a la cantidad de veces que hace doblar las rodillas a sus rivales delante de él en el cuadrilátero.

Sin embargo, parece ser que ese apodo pasará a la historia del púgil pues el mexicano ha decidido cambiar el mismo por el sobrenombre de “The Big Bang”. ¿El motivo? La recomendación, sugerencia o petición de un nuevo patrocinador suyo, una marca de relojes que tiene en el nombre de ‘The Big Bang’ a una de sus piezas más codiciadas por lo que ‘solicitó’ al púgil mexicano sustituir su tradicional sobrenombre por el nuevo, ‘The Big Bang’, que ya puede leerse en su cinturón del calzón de boxeo en sus galas pugilísticas.

La petición cogió de improvisto incluso al propio Hernández, que reconoció que la firma de relojes le preavisó tan sólo un día antes de la disputa de su pelea contra el panameño Dirceu Cabarca en el que fue su primera defensa del título que ostenta y aunque él mismo asintió sentirse ‘raro’ con la nueva denominación, sí que en rueda de prensa posterior a su victoria sobre el panameño afirmó que lo importante es su boxeo y no como le llamen.

La cuantía de la compensación económica que la firma de relojes ha tenido que abonar al púgil para tener la suficiente fuerza y poder de decisión sobre él hasta el punto de hacerle cambiar de sobrenombre se desconoce, aunque se estima en el mundillo pugilístico que debe ser bastante importante.