El BBVA seguirá al lado de la NBA otros tres años

0
  • La entidad financiera BBVA prolonga por tres años más su vinculación con la NBA
  • El acuerdo originario se firmó en el año 2010, por cuatro años de duración, que concluirían ahora, y por un montante global cercano a los 80 millones de euros

Uno de los mayores valores dentro del portfolio de los patrocinios que dispone y lleva a cabo una entidad financiera como el banco BBVA, su relación con la NBA, ha culminado con un exitoso acuerdo que prolongará en el tiempo la duración de la misma para fomentar y potenciar así las sinergias que se dan entre ambas organizaciones.

El BBVA seguirá al lado de la NBA otros tres años

La entidad financiera BBVA, una de las más importantes, solventes y sólidas a nivel mundial, anunció en el día de ayer la prolongación del acuerdo que le une a la mayor organización de baloncesto profesional del mundo, la NBA, un acuerdo que permitirá prolongar durante los próximos años la relación que vincula a las mismas desde hace tiempo.

Así, el nuevo acuerdo extenderá dicha alianza durante tres años más, con lo que se refuerza así de este modo el compromiso del banco con el deporte, aunque los términos del acuerdo alcanzado en lo referente al apartado económico no han sido dados a conocer.

Una relación que data del año 2010

La que ahora se prolonga es la relación que iniciaron allá por el año 2010 ambas entidades que culminaría a los cuatro años de su firma (y por lo tanto, ahora) y que convertía la entidad financiera en el banco oficial de la NBA para España, Estados Unidos y Puerto Rico. En aquel momento, el acuerdo firmado se estimó en unos 80 millones de euros por los cuatro años de duración.

Ahora, la renovación también incluye, al igual que entonces, la WNBA y la NBA D-League y mantendrá igualmente su papel de socio durante el All Star Game, dando nombre con ello al BBVA Compas Rissing Stars Challenge, el partido de los novatos de primer año contra los de segundo año.

Para celebrar este nuevo acuerdo, la entidad ha lanzado un spot en el que propone a dos embajadores de la marca y, a su vez, estrellas de la NBA, Kevin Durant y James Harden, donde Harden disputa un encuentro en la emblemática Torre de BBVA en Madrid, transformada en cancha callejera, con los ojos vendados, dirigido virtualmente por Durant desde Oklahoma.