El Bayern vetará la entrada a dos medios ingleses

0



Cuartos de final de la Champions League. Partido de ida de una de las eliminatorias más atractivas de esta fase del torneo y que enfrenta en Old Trafford a Manchester United y al Bayern de Munich. Y entonces, sucedió todo.

En un encuentro donde dominó claramente el Bayern pero que se pudo llevar tranquilamente el Manchester United, que disfrutó de varias ocasiones de gol, el resultado final dejó las tablas en todo lo alto, empate a un gol. Los autores de los goles, Vidic por parte del United y Schweinsteiger por parte del Bayern, en el minuto 66, tan sólo 8 minutos después del gol del United. Sin embargo, en las postrimerías del encuentro, se desencadenó el motivo de toda la polémica. Unas manos en el área del United precisamente del autor del gol motivó las aireadas protestas de los jugadores del Bayern, encabezadas precisamente por Schewinsteiger que acabó siendo expulsado por doble amarilla.

El encuentro finalizó y las tablas no se movieron en el marcador final. Pero sólo acabó sobre el terreno de juego, porque fuera de él comenzaba otro que tendría como protagonistas a dos medios de comunicación ingleses y al propio Bayern de Munich.

Al día siguiente, dos diarios británicos, el Daily Mirror y el The Sun, tiraban de ironía y con un ingenioso juego de palabras, venían a reirse del expulsado por parte alemana. Para ello, jugaban con las primeras letras del apellido de Bastian Schweinsteiger, concretamente Schwein, que traducido al inglés significa cerdo, para lograr dos llamativos titulares: You Schwein en The Sun y You Dirty Schwein en el Daily Mirror.

Las citadas portadas corrieron como la pólvora por las redes sociales y llegaron a oídos de los dirigentes del Bayern que pusieron el grito en el cielo y consideraron las mismas como una ofensa al jugador, al Bayern y a todos los aficionados, hasta el punto que determinaron adoptar una decisión tajante y radical: ambos diarios tendrán vetada la entrada en el Allianz Arena en el encuentro de vuelta a disputar en apenas cinco días, el próximo miércoles, en Alemania.

Sin embargo, esta decisión no ha sido bien vista por todo el mundo, ni siquiera en el propio entorno del Bayern. Así, en dicho entorno, consideran que si bien es necesario defender el prestigio y la honorabilidad tanto de los jugadores alemanes como del propio club, censurando a dos medios de comunicación puede conseguir precisamente el efecto contrario: dañar seriamente la imagen del club que bien pudiera asociarse a una actitud intransigente para/con las críticas por parte de la entidad alemana.