El Bayern supera su propio récord de ingresos

0
Asamblea General del Bayern
  • El Bayern de Munich supera, por primera vez en su historia, los 500 millones de ingresos en sus cuentas anuales
  • Su relación con la aseguradora Allianz, factor clave en la consecución de dichos números

Hace tan sólo una semana una noticia conmocionó al mundo del fútbol fuera de la esfera estrictamente deportiva: el Bayern de Munich alemán lograba saldar la deuda pendiente que tenía con uno de sus principales patrocinadores (ahora también accionista), Allianz, adquirida para la construcción del nuevo estadio, 16 años antes de lo previsto, lo que daba un alcanza de la buena salud económico-financiera con la que cuenta el club alemán, generando una enorme expectación por los números que la entidad bávara presentaría tan sólo unos días después en su Asamblea General. Y, una vez celebrada la misma el pasado viernes, a buen seguro que no habrá defraudado a nadie.

El Bayern supera su propio récord de ingresos

El Bayern de Munich anunció el pasado viernes en su Asamblea General una nueva cifra récord de ingresos obtenida en la temporada pasada al superar los 500 millones de euros por primera vez en su historia lo que equipara su potencial financiero al que ya demuestra dentro del apartado deportivo.

Así, la entidad más rica y poderosa del fútbol alemán, también uno de los más ricos del mundo, presentó unos ingresos por valor de 528,7 millones de euros, en lo que es el mejor resultado de toda su historia. Los buenos resultados a nivel deportivo han dado lugar  a esta impresionante cifra dentro del club alemán que le dará un amplio margen de maniobra a la hora de encarar con suficiente potencial (aún más) el mercado de fichajes en los próximos años.

El factor Allianz

Buena parte de culpa en estos números la tiene la relación de la entidad bávara con uno de sus principales patrocinadores, Allianz, que hace tan sólo unos meses pasó a convertirse en accionista del club, al igual que ya ocurre con otros importantes sponsors como adidas o Audi, en base a una adquisición de acciones de más de 100 millones de euros, que incluía la compra misma de acciones, en torno al 10%, más la continuidad del patrocinio del naming del estadio durante los próximos años.

Todo ello ha permitido que el propio Bayern de Munich, unos días antes de la celebración de dicha Asamblea, anunciara a bombo y platillo que saldaba la deuda adquirida  hace nueve años con Allianz, unos 346 millones de euros, y cuya amortización estaba prevista finalizara allá por el año 2030, es decir, 16 años antes de lo previsto, en lo que fue una verdadera demostración por parte del Bayern del enorme músculo financiero del que pueden presumir dentro de la entidad.