El Bayern multa a Götze con 10.000 euros por la polémica de Nike

0

Según se iban sucediendo los acontecimientos, todo señalaba a que, finalmente, tal y como ha ocurrido, sería el jugador el que pagaría las consecuencias de la guerra Nike versus adidas que se inició con la presentación del nuevo jugador del Bayern.

Hoy hace justo una semana, Mario Götze, uno de los fichajes de más relumbrón para la nueva temporada en el Bayern de Munich de Pep Guardiola, era presentado como nuevo jugador del equipo muniqués en lo que debía ser un acto por todo lo grande en la entidad bávara. Sin embargo, tal y como todos conocéis, no fue así. Los acontecimientos se precipitaron y lo que debía de ser un acto más del enorme equipo que el Bayern de Munich está armando para poner a disposición de su nuevo entrenador, el ex del FC Barcelona, Pep Guardiola, acabó convirtiéndose en un capítulo más de ese libro que parece no tener fin y que habla de las enormes disputas que en cualquier ámbito mantienen dos de las grandes firmas de ropa deportiva de todo el mundo: Nike y adidas.

A la hora señalada del día indicado, el ex del Borussia Dortmund acudió fiel a su cita con los dirigentes de su nuevo club, el Bayern de Munich. Sin embargo, rápidamente se vio que algo no iba bien. Y un hecho aparentemente sin importancia, a ojos de los dirigentes del club alemán, no pasó desapercibido ni para los periodistas allí congregados, ni para gran parte de los aficionados ni, sobre todo, para la firma alemana adidas, uno de los principales apoyos económicos en los que se sustenta el Bayern de Munich, a la par que uno de los accionistas minoritarios que tiene el club, con el 10% de su accionariado aproximadamente en su poder.

Los hechos, probablemente muy pocos aún no los conozcan. El jugador apareció en la presentación ataviado por una llamativa camiseta blanca donde, por encima de todo, se distinguía el logo y la marca de la gran rival de adidas, la firma norteamericana Nike. Sin embargo, cuando los dirigentes del Bayern se quisieron percatar del posible conflicto de intereses que ello le iba a acarrear a su sponsor técnico adidas, era ya demasiado tarde. La fotografía de Mario Götze como nuevo jugador del Bayern vistiendo una camiseta adidas acaparaba portadas de los medios de todo el mundo. Como decimos, la reacción de los dirigentes fue tardía, todo lo contrario que la de los directivos y responsables de la marca alemana, que nada más ver las imágenes en cualquier medio al que acudían, iban incrementando su indignación con el club bávaro, cómplice pasivo de la mayor campaña que se le podía hacer a su gran rival Nike.

Rápidamente, responsables de adidas trasladaron su indignación a los dirigentes del Bayern, que ante la magnitud y envergadura de los acontecimientos y las consecuencias que iban provocando el acto, no tuvieron más remedio que admitir su error, el no percatarse del detalle de la camiseta y pedir al jugador que apareciera con otra indumentaria, y pedir disculpas públicamente a la marca que le patrocina y que es propietaria del club, adidas.

Sin embargo, el daño ya estaba hecho y cada vez que se trataba de arrojar agua al fuego, las llamas iban propagando aún más el nombre de su gran rival, Nike por todo el mundo. Muchos incluso llegan a pensar si no sería mejor hacer borrón y cuenta nueva en este sentido y evitar continuar haciendo una publicidad gratuita a Nike cada vez que sale una noticia referente al caso.

Pero en el Bayern no parecen ser de la opinión anterior y, como decíamos al comienzo del artículo, todo apuntaba que finalmente sería el jugador el que pagara la inoperancia del club en el caso en cuestión. Así, el conjunto bávaro ha multado con 10.000 euros al jugador amparándose en una supuesta norma interna que impide a los integrantes de la primera plantilla lucir marcas y logotipos de cualquier otra firma que no sea la alemana adidas, a excepción hecha de las botas, tal y como ocurre en la mayoría de los grandes clubes en sus contratos con su sponsor técnico. Sin embargo, muchos consideran la tardía reacción del Bayern como un intento de congraciarse con su patrocinador y propietario, adidas, un intento sin embargo muy tardío y que sabrá a poco en la planta noble de las oficinas de la marca alemana, que aún siguen preguntándose cómo nadie del Bayern advirtió el problema e impidió que Götze accediera a la presentación con esa indumentaria, tal y como hizo tan sólo un día después el Real Madrid con su nuevo jugador, también Nike, Isco, que a pesar de acudir con otra camiseta Nike al acto, en la presentación no hubo rastro alguno de la marca norteamericana por ningún lado. Es más, como explicábamos anteriormente, en adidas consideran que lo mejor es olvidar el asunto dado que, cada vez que se habla sobre el mismo, se está haciendo un flaco favor a la marca alemana pues se recuerda el enorme gol por toda la escuadra que ha sido capaz de marcarle la norteamericana Nike y en su propio terreno de juego.

A todo esto, lo suyo sería que, dado el enorme favor que Götze le ha hecho a Nike, ésta corriera con los gastos de la multa del Bayern al jugador. Qué menos por el enorme servicio prestado.