El Bayern, a la conquista de Nueva York

0

El imparable crecimiento que a todos los niveles, deportivo, económico e institucional, que el Bayern de Munich está sufriendo para bien en los últimos años, ha motivado un brusco cambio de timón en los objetivos a nivel general planteados en la organización y que tienen como nueva meta, el asentamiento de la marca Bayern en nuevos mercados hasta ahora inexplorados (o poco aprovechados) por el club bávaro.

Así, y según adelanta el diario alemán Bild, el conjunto germano pretende instalar y asentar la marca Bayern en un mercado tan complicado para el soccer como el norteamericano, donde desea abrir oficinas en Nueva York. Para ello, el conjunto alemán hará gala de uno de sus flamantes fichajes del pasado verano, y no hablamos de ningún jugador. Nos estamos refiriendo a Josep Guardiola, entrenado del club germano, que será el buque insignia de esta intrusión del campeón alemán en la afición norteamericana.

La elección de Guardiola como uno de los principales embajadores del proyecto no es algo fruto del azar. No en vano, el actual técnico del club alemán se retiró a vivir un año sabático a la ciudad de los rascacielos nada más dejar el banquillo azulgrana, por lo que su imagen está algo ya adentrada en dicho mercado.

El objetivo es establecer más campañas y acciones (tanto deportivas en forma de giras de pretemporadas o de finalización de temporada como de marketing) en la ciudad de Nueva York en los próximos años y utilizar la imagen de Guardiola para la extensión de la popularidad del club germano. Esta acción supone una novedad relativa en el plan expansivo de los clubes alemanes, toda vez que en los mismos no se aprecia un interés tan alto en ello como en el caso de los clubes británicos, españoles o italianos, con sus planes expansivos a Asia y a América.

Este paso adelante del club bávaro cuenta con el beneplácito de sus grandes patrocinadores, sobre todo adidas y Audi, que ven en la acción un importante gesto para lograr asentar aún más a ambas marcas en el mercado.